Barra de Videos

Loading...

martes, 24 de julio de 2012

Resolución de Porto Alegre 2009


International NIR and Health Workshop                                                                        
Seminario Internacional sobre RNI, la salud y el Ambiente 

                                                                        Resolución de Porto Alegre

Nosotros, los científicos abajo firmantes, fuimos honrados de participar en el seminario
organizado por la Universidade Federal do Río Grande do Sul y por el Ministerio
Público de Río Grande do Sul, patrocinado y promovido por el Ministerio de Salud de
Brasil, por la Comisión Internacional de Seguridad Electromagnética, por el Consejo
por el Medio Ambiente de Porto Alegre (COMAM/PA) y el Centro de Cuidado de la
Salud de Río Grande do Sul (CEVS/RS), entre otros; titulado “Seminario Internacional
sobre Radiaciones no ionizantes, Salud y Medio Ambiente”, que tuvo lugar los días 18
y 19 de mayo de 2009 en Porto Alegre, Brasil.

Esta resolución adopta diversas resoluciones internacionales acordadas en esta última
década por científicos y médicos dedicados a esta temática. Incluye resoluciones
desarrolladas por la Comisión Internacional de Seguridad Electromagnética [1], se basa
a su vez, en otras fuentes como el Bioinitiative Report[2] y un fragmento específico del
periódico Patofisiología en campos eléctricos y magnéticos, publicado en Agosto de
2009 [3].

Concordamos, en que la protección de la salud, el bienestar de las personas y del medio
ambiente requiere una adopción inmediata del Principio Precautorio, que establece,
“cuando hay indicadores de posibles efectos adversos, o se carece de certeza sobre los
mismos, los riesgos de no hacer nada pueden ser mucho más significativos que los
riegos de atender estas manifestaciones controlando las exposiciones. El Principio
Precautorio cambia el enfoque, en pos de llevar adelante la penosa tarea de búsqueda
de pruebas, de sospechar un riesgo y evitar que se lo desatienda”, hasta que nuevos
descubrimientos científicos reconozcan un único criterio para el establecimiento o la
modificación de los estándares de exposición a radiaciones no ionizante.

Reconocemos que, tanto en Brasil como en el resto del mundo, ha habido una explosión
sin precedentes, en la disponibilidad y el uso de campos electromagnéticos no
ionizantes para comunicaciones eléctricas  e inalámbricas (teléfonos celulares e
inalámbricos, redes WI-FI y Wi-MAX,  RFID, etc); a medida que se modifica la red
eléctrica y la infraestructura de banda ancha inalámbrica, esta expansión debería
acompañarse de informes sobre el manejo del riesgo para seguir los pasos adecuados y
proteger al público de una exposición prolongada a  bajos niveles o a extremadamente
bajas frecuencias, así como a la exposición a campos de radiofrecuencia
electromagnética, que se han incrementado sustancialmente en los últimos años en el
medio ambiente.

Estamos preocupados por la evidencia que indica que la exposición a campos
electromagnéticos interfiere con la biología humana básica y puede incrementar el
riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas. Los niveles de exposición en los que
fueron observados estos efectos son muchas veces menores que los niveles estándares
promulgados por la Comisión Internacional para la Protección de Radiación no
Ionizante (ICNIRP) [4] y el Comité Internacional de Seguridad Electromagnética
(ICES) [5] del (IEEE). Estos estándares son obsoletos y fueron derivados de efectos
biológicos ante exposiciones de corto tiempo e intensidad elevada, que causan efectos

en la salud mediante la elevación de la temperatura y la excitación nerviosa descubierta
décadas atrás. Nuevas investigaciones indican que los campos electromagnéticos
pueden causar efectos dañinos para la salud aún a muy bajos niveles de exposición. Los
estándares del ICNIRP y del IEEE/ICES son apoyados y promovidos por ciertos grupos
interesados en evitar la planificación técnica, las leyes, y las recomendaciones
precautorias al público en general.

Estamos profundamente alarmados porque los usos corrientes de la radiación no
ionizante de los teléfonos celulares, computadoras  portátiles inalámbricas y otras
tecnologías ponen en riesgo la salud de niños y adolescentes, mujeres embarazadas,
personas ancianas y otros que son más vulnerables debido a la edad o alguna
discapacidad, incluyendo un estado de salud conocido como hipersensibilidad
electromagnética.
Enfáticamente, recomendamos las siguientes medidas precautorias:
   
1. Niños por debajo de los 16 años no deberían usar teléfonos celulares ni teléfonos
inalámbricos, excepto para llamadas de emergencia;
2. La licencia y/o el uso de Wi-Fi, WIMAX, o cualquier otra clase de tecnología de
comunicación inalámbrica, interior o exterior, debería preferentemente no incluir
la instalación de transmisores en, o la transmisión de señales enfocadas para
residencias, colegios, guarderías, jardines de infantes, casas de salud y centros
de ancianos, hospitales o cualquier otro establecimiento donde las personas
pasan un tiempo considerable.
3. La licencia para la disposición e instalación de infraestructura relacionada con la
energía eléctrica y la banda ancha inalámbrica de telecomunicaciones,
particularmente, telefonía celular, Wi-Fi y WIMAX solo debería ser aprobada
luego de ser anunciada a los oídos públicos y la aprobación garantizada con total
consideración y con la necesidad imperante de aplicar el Principio Precautorio.
Las áreas más sensibles deberían ser eludidas para proteger a la población más
vulnerable.    
4. La humanidad debería ser incitada a continuar con el descubrimiento de nuevas
formas de aprovechamiento de energía electromagnética no ionizante, buscando
brindar beneficios a la sociedad, a través de la definición de nuevos estándares
de la exposición humana, que estén basados en las realidades biológicas de la
naturaleza y no exclusivamente, en la consideración de la economía y
necesidades tecnológicas.

Por lo tanto, nosotros invitamos a todas las naciones a unirse a Suiza, Italia, Bélgica,
Rusia, China, Estados Unidos (en pos del estándar FCC para una parcial exposición de
la cabeza) así como otros países y regiones que han elegido adoptar una estrategia más
precautoria buscando garantizar mayor seguridad a la población mientras se mantiene
un servicio de buena calidad.

Hacemos una llamada de urgencia a todas las naciones a convocar un panel de expertos,
seleccionado por candidatos recomendados de grupos  de la sociedad civil (no sólo
aquellos preferidos por las industrias afectadas) para discutir tecnología precautoria,
leyes y advertencias para poder desarrollar políticas que concilien las preocupaciones de

la salud pública con el desarrollo adicional de la  tecnología inalámbrica de
comunicaciones, como por ejemplo los teléfonos celulares, al mismo tiempo que la
transmisión de energía eléctrica y los sistemas de distribución.

Citas:
[1] Resolución Benevento (2006) y Resolución Venecia (2008)
en www.icems.eu.
[2] BioInitiative Report www.bioinitiative.org
[3] Un ensayo especial sobre Patofisiología de la ciencia y de la salud pública/asuntos
políticos sobre Campos Electromagnéticos fue publicado en Marzo de 2009. Es el único
periódico científico revisado minuciosamente de la lista. Se encuentra en Internet en:
www.sciencedirect.com/science/journal/09284680
[4] Comisión Internacional para la Proteccion de Radiación no ionizante: www.icnirp.de
[5] del Instituto de Ingenieros en Electricidad y Electrónica: www.ieee.org.
______________________________________________________________
Firmado por,

Franz Adlkofer, M.D., Verum Foundation, Germany
Carl Blackman, PhD, CFB, US
Martin Blank, PhD., Columbia University, US
Devra L. Davis, PhD, MPA, University of Pittsburgh, US
Om P. Gandhi, PhD. University of Utah, US
Ms. Elizabeth Kelley, MA, Electromagnetic Safety Alliance, US
Michael Kundi, PhD, Medical University of Vienna, Austria
Henry Lai, PhD. University. of Washington, US
Leif Salford, M.D. Lund Univ., Sweden
Dr. Carlos E. C. Abrahão, medical doctor, Campinas, SP, Brazil
Ms. Adilza C. Dode, MRE, MG, Brazil
Prof. Claudio R. Fernández, IFSUL, Pelotas, RS, Brazil
Dr. Robson Spinelli Gomes, MP/RJ, Brazil
Dr. Sergio Koifman, ENSP/Fiocruz, RJ, Brazil
Dr. Renato R. Liber, UNESP, Guaratinguetá, SP, Brazil
Dr. Anaiza H. M. Miranda, Public Promoter, MP/RJ, Brazil
Dr. Ana Maria M. Marchesan, Public Promoter, MP/RS, Brazil
Dr. Alvaro A. de Salles, UFRGS, RS, Brazil
Dr. Solange R. Schaffer, Fundacentro, SP, Brazil
Dr. Cintia Schmidt, environmental lawyer, OAB/RS, Brazil
Dr. Helio A. da Silva, UFJF, MG, Brazil
Dr. Francisco de A. Tejo, UFCG, Pb, Brazil
Dr. Geila R. Vieira, CGVS/SMS, P. Alegre, RS, Brazil
Para mayor información o para incorporar su nombre  o el nombre de su
organización a esta Resolución como científico, miembro del público en general o
como organización, lo invitamos a contactar a ICEMS en info@icems.eu.


Científicos que firmaron la  Resolución de Porto Alegre luego del 15 de Septiembre
de 2009:

Magda Havas, PhD. Trent University, Peterborough, Ontario, Canada
Lloyd Morgan, electrical engineer (retired), US
Wilhelm Mosgoeller, MD, Medical University of Vienna, Austria

Fuente: http://www.icems.eu



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada