Barra de Videos

Loading...

lunes, 23 de julio de 2012

Resolución de Benevento





La Comisión Internacional para la Seguridad Electromagnética (ICEMS)
organizó una conferencia internacional denominada Aproximación al Principio
de Precaución y los Campos Electromagnéticos: Racionalidad, legislación y
puesta en práctica, en la ciudad de Benevento, Italia, los días 22,23 y 24 de
febrero de 2006. La reunión fue dedicada a W. Ross Adey, M.D. (1922-2004).
En la conferencia, los científicos han desarrollado y ampliado la resolución
2002 de Catania y han resuelto que :
1. Nuevas evidencias acumuladas indican que hay efectos adversos para
la salud como resultado de la exposiciones laboral y pública a los
campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos, o CEM1, en los
niveles de exposición actuales. Es necesario, pero todavía no se ha
realizado, un examen comprensivo, independiente y transparente de
las pruebas puntuales que señalan este riesgo potencial emergente
para la salud pública.
2. Los recursos y medios necesarios para esto son bastante inadecuados,
a pesar del explosivo crecimiento de las tecnologías de
telecomunicaciones así como la inversión enorme en el transporte
eléctrico.
3. Hay evidencias de que las fuentes actuales de financiación sesgan y
desvían los análisis y la interpretación de los resultados de las
investigaciones hacia el rechazo de la evidencia de riesgos para la
salud pública.
4. Los argumentos según los cuales los campos electromagnéticos (CEM)
de intensidad débil no pueden afectar sistemas biológicos no
representan el conjunto actual de la opinión científica.
5. De acuerdo con nuestra revisión científica, los efectos biológicos
pueden ocurrir por exposiciones campos electromagnéticos de baja
frecuencia y los campos electromagnéticos de radiofrecuencias y
microondas. Los estudios epidemiológico así como los experimentos in
vivo e in vitro demuestra que la exposición a ciertos campos
electromagnéticos de baja frecuencia puede aumentar el riesgo del
cáncer en niños e inducir otros problemas de salud en niños y adultos.
Además, hay una evidencia epidemiológica acumulada que indica un
riesgo creciente de tumor cerebral por el uso a largo plazo de teléfonos
móviles, los primeros campos electromagnéticos de radiofrecuencias
que han comenzado a ser estudiados comprensivamente. Los estudios
epidemiológicos y de laboratorio que demuestran los riesgos crecientes
para los cánceres y otras enfermedades por exposiciones laborales a
campos electromagnéticos no pueden ser ignorados. Los estudios de
laboratorio sobre cánceres y otras enfermedades han divulgado que la
hipersensibilidad a campos electromagnéticos puede ser debida en
parte a una predisposición genética.
6. Animamos a los gobiernos a que adopten una normativa marco de
pautas para la exposición pública y laboral a campos electromagnéticos
(CEM) que reflejen el Principio de Precaución2, como algunos países
------------------------------------------------------------
1 Los campos electromagnéticos (CEM) en esta resolución comprenden desde cero a 300 GHz.
El Principio de Precaución se aplica cuando hay indicaciones de efectos nocivos posibles, aunque estos
riesgos no estén demostrados totalmente y exista una cierta incertidumbre, los riesgos de no hacer nada
pueden ser mayores que los riesgos de tomar medidas para controlar estas exposiciones. El Principio de Precaución plantea que la carga de la prueba no incumbe a los que sospechan un riesgo sino a los que lo
descartan.
-------------------------------------------------------------
han hecho ya. Las estrategias preventivas deben basarse en el diseño
de estándares de funcionamiento y pueden no definir necesariamente
umbrales numéricos porque tales umbrales se pueden interpretar
erróneamente como los niveles debajo de los cuales ningún efecto
nocivo puede ocurrir. Estas estrategias deben incluir:
6.1. Promover los alternativas a los sistemas de comunicación sin hilos,
por ejemplo: uso de la fibra óptica y de los cables coaxiales; diseño
de teléfonos portátiles con especificaciones más seguras de
funcionamiento, incluyendo la radiación lejos de la cabeza;
preservar la líneas telefónicas terrestres existentes. Soterrar las
líneas eléctricas de áreas pobladas, solamente instalarlas en zonas
residenciales como último recurso.
6.2. Informar a la población los riesgos potenciales del uso de los
teléfonos móviles e inalámbricos. Aconsejar a los usuarios limitar
llamadas por teléfonos móviles y utilizar una línea telefónica para
las conversaciones largas.
6.3. Limitar el uso de los teléfono móviles e inalámbricos a niños,
jóvenes y adolescentes al nivel más bajo posible y prohibir, de una
manera urgente, a compañías de telecomunicación de la
comercialización y publicidad dirigida a ellos.
6.4. Requerir a los fabricantes que provean dispositivos de manos libres
(altavoz o auriculares), para cada teléfono móvil e inalámbrico.
6.5. Proteger a los trabajadores de los equipo de generación de CEM,
con restricciones en los accesos y blindaje electromagnético de
individuos y estructuras físicas.
6.6. Planificar la instalación de antenas estaciones base y otras
infraestructuras de telecomunicaciones para reducir al mínimo la
exposición humana. Registro de las estaciones base de telefonía
con las entidades de planificación locales y uso de cartografía digital
para informar al público sobre las exposiciones potenciales posibles.
Las propuestas para los sistemas inalámbricos urbanos (por
ejemplo. Wi-Fi, WIMAX, sistemas de banda ancha por cable o línea
eléctrica o tecnologías equivalentes) deben estar sometidas a una
revisión pública de la exposición potencial a campos
electromagnéticos (CEM) y, en el caso de están instalados
anteriormente, los municipios deben asegurar una información
disponible para todos y actualizada regularmente.
6.7. Definir zonas urbanas libres de emisiones, en edificios públicos
(escuelas, hospitales, áreas residenciales) y en los sistemas de
transporte público, con el objetivo de permitir el acceso a las
personas extremadamente sensibles a campos electromagnéticos
(CEM).
7. La ICEMSestá dispuesta ayudar a las instituciones en el desarrollo de
una agenda de la investigación de campos electromagnéticos. ICEMS
anima el desarrollo de protocolos clínicos y epidemiológicos para las
investigaciones de conglomerados (clusters) geográficos de personas
                                                                                                                                           
--------------------------------------------------------------
3 Comisión Internacional para la Seguridad Electromagnética. Para más información: www.icems.eu3
---------------------------------------------------------------

con reacciones alérgicas y otras enfermedades o sensibilidades a
campos electromagnéticos (CEM), y documenta la eficacia de
intervenciones preventivas. ICEMS anima la colaboración científica y
las revisiones de los resultados de la investigaciones.
Nosotros, los científicos abajo firmantes, estamos de acuerdo en la
necesidad de ayudar a la promoción de la investigación sobre campos
electromagnéticos y el desarrollo de estrategias de protección de la salud
pública con la aplicación del principio de precaución.

Firmantes:

Fiorella Belpoggi, Fundación Europea de Oncología y Ciencias Medioambientales,
B.Ramazzini, Bolonia, Italia.
Carl F. Blackman, Presidente de la Sociedad de Bioelectromagnetismo, (1990-91),
Raleigh, NC, Estados Unidos.
Martin Blank, Departamento de Fisiología, Universidad de Columbia, Nueva York,
Estados Unidos.
Natalia Bobkova, Instituto de Biofísica Celular, Pushchino, Región de Moscú
Francesco Boella, Instituto Nacional de Prevención y Seguridad en el Trabajo, Venecia,
Italia
Zhaojin Cao, Instituto Nacional de Salud Medioambiental, Centro Chino para el Control
de Enfermedades, China
Sandro D.Allessandro, Físico, Alcalde de Benevento, Italia, (2001-2006).
Enrico D.Emilia, Instituto Nacional para la Prevención y Seguridad en el Trabajo,
Monteporzio, Italia
Emilio Del Giuduice, Instituto Nacional de Física Nuclear, Milán, Italia.
Antonella De Ninno, Agencia Nacional para la Energía, Medio Ambiente y Tecnología
de Italia, Frascati, Italia
Alvaro A. De Salles, Universidad Federal de Rio Grande del Sur, Porto Alegre, Brasil
Livio Giuliani, Veneto del Este y Sur del Tirol, Instituto Nacional para la Prevención y
la Seguridad en el Trabajo, Universidad de Camerino.
Yury Grigoryev, Instituto de Biofísica; Presidente del Comité Nacional Ruso del NIERP.
Settimo Grimaldi, Instituto de Neurobiología y Medicina Molecular, Centro de
Investigación Nacional, Roma, Italia
Lennart Hardell, Departamento de Oncología, Hospital Universitario, Orebro, Suecia
Magda Havas, Estudios sobre Recursos y Medio Ambiente, Universidad de Trent,
Ontario, Canadá
Gerard Hyland, Universidad de Warwick, Reino Unido; Instituto Internacional de
Biofísica, Alemania; EM Radiation Trust, Reino Unido
Olle Johansson, Unidadde DermatologíaExperimental, Departamento de
Neurociencias, Instituto Karolinska , Suecia.
Michael Kundi, Jefe del Instituto de Salud Ambiental, Universidad Médica de Viena,
Austria.
Henry C. Lai, Departamento de Bioingeniería, Universidad de Washington, Seattle,
Estados Unidos
Mario Ledda, Instituto de Neurobiología y Medicina Molecular, Consejo Nacional para
la Investigación, Roma, Italia
Yi-Ping Lin, Centro de Políticas y Análisis de los Riesgos para la Salud, Universidad
Nacional de Taiwan, Taiwán.
Antonella Lisi, Instituto de Neurobiología y Medicina Molecular, Consejo Nacional para
la Investigación, Roma, Italia.
Fiorenzo Marinelli, Instituto de Inmunocitología, Consejo Nacional para la
Investigación, Bolonia, Italia
Elihu Richter, Jefe de Medicina Laboral y Medioambiental, Universidad HebreaHadassah, Jerusalem, Israel
Emanuela Rosola, Instituto de Neurobiología y Medicina Molecular. Consejo Nacional
para la Investigación, Roma, Italia4
Leif Salford, Jefe del Departamento de Neurocirugía, Universidad de Lund, Suecia.
Nesrin Seyhan, Jefe del Departamento de Biofísica, Director del Gazi NIRP Center,
Ankara, Turquía.
Morando Soffritti, Director científico de la Fundación Europea de Oncología y Ciencias
Medioambientales, B. Ramazzini, Bolonia, Italia
Stanislaw Szmigielski, Instituto Militar de Epidemiología e Higiene, Varsovia, Polonia
Mikhail Zhadin, Instituto de Biofísica Celular , Pushchino, Región de Moscú
Fecha de emisión: 19 de Septiembre de 2006.
Para más información contactar con Elizabeth Kelley, Secretaria administrativa de La Comisión
Internacional para la Seguridad Electromagnética (ICEMS), Montepulciano, Italia. Correo
electrónico: info@icems.eu Página Web: www.icems.eu

Fuente: http://www.ecologistasenaccion.org y  http://www.icems.eu/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada