Barra de Videos

Loading...

jueves, 25 de diciembre de 2014

Teléfono móvil y cancer cerebral.Mas pruebas

El teléfono móvil aumenta el riesgo hasta en 4 veces de padecer cáncer cerebral

Los más jóvenes son los que presentarían un mayor riesgo

Por Dra. Mae-Wan Ho, 12 de noviembre de 2014

El uso frecuente del teléfono móvil o del teléfono inalámbrico aumenta el riesgo de tumor maligno en el cerebro, según se confirma en un nuevo análisis realizado en Suecia; los teléfonos 3G son más peligrosos que los 2G, y los niños tienen un riesgo mayor; las directrices actuales de exposición deberían revisarse con urgencia, dice la Dra. Mae-Wan Ho

El último estudio, realizado en Suecia, incluye la revisión de los datos de dos estudios de casos y de control de tumores cerebrales malignos, durante el período 1997-2003 y 2007-2009, en comparación con los grupos de control emparejados por edad y sexo. El uso de los teléfonos móviles mostró un aumento en el riesgo de glioma (la forma más común de tumor cerebral maligno) hasta en 3 veces con un período de latencia de más de 25 años desde la primera exposición. El teléfono inalámbrico (DECT) aumentó el riesgo hasta en 1,4 veces, con un período de latencia de entre 15 a 25 años. El mayo riesgo aparece en la región del cerebro más cercana al lugar donde se utiliza en teléfono y los tumores aparecen en el lóbulo temporal cercano al teléfono (1). Además, los teléfonos 3G parecen ser más perjudiciales, con un mayor aumento del riesgo, con un período de latencia de entre 5 a 10 años. Y quienes comenzaron a usar teléfonos móviles antes de los 20 años, corren mayor riesgo que los grupos de más edad.
Estos hallazgos no suponen ninguna sorpresa. Vienen a confirmar estudios previos (ver [2]Los teléfonos móviles y el cáncer cerebral y otros artículos de la serie, SiS 51). El investigador principal, Lennart Hardell, profesor de oncología en la Universidad de Örebro, Suecia, fue el primero en advertir del vínculo entre los teléfonos móviles y los tumores cerebrales, en un artículo publicado en 1999 (3).
Un nuevo análisis
El nuevo análisis, llevado a cabo por Hardell y el estadístico Michael Carlberg, del mismo departamento Universitario, incluye datos de dos estudios de casos y el control de pacientes a los que se les había diagnosticado tumores cerebrales malignos en Suecia, durante el período 1997-2003 y 2007-2009, con edades comprendidas entre los 20 y 80 años de edad, y los 18 a 75 años, respectivamente, en el momento del diagnóstico (1). Los grupos de control estaban emparejados por edad y sexo. La exposición a las emisiones de los teléfonos se evaluaron mediante un cuestionario. También se preguntaba sobre el uso de teléfonos en un automóvil con antena externa o mediante un dispositivo de manos libres, ambos considerados como no-exposición. También se tuvo en cuenta qué oído era el más utilizado durante las llamadas de teléfono, o si se usaban ambos oídos por igual. Las tasas de participación fueron altas, con un total de 1498 casos (89%) y 3530 controles (87%).
Los estudios de casos y controles cubren un período durante el cual las tecnologías de telefonía han cambiado considerablemente. Comenzó con la primera generación de teléfonos analógicos que tenían una potencia de 1W a 900 Mhz. Los teléfonos GSM (Sistema Global para Comunicaciones Móviles) de 2ª generación (2G) a 900 MHz o 1800 Mhz de frecuencia, con una pulsación promedio de unas decenas de mW de potencia de salida. La tercera generación (3G) de teléfonos móviles, UMTS (Sistema Universal de Telecomunicaciones Móviles) tiene una mayor amplitud de la onda modulada, y suelen utilizar una banda de frecuencia más amplia (5 Mhz de ancho de banda) de 700 a 3950 Mhz a escala mundial, y de 900 a 2170 Mhz en Europa (4), con una potencia de salida del orden de unas decenas de μW.
Primeros hallazgos
Se utilizó todo el conjunto de datos mediante un análisis de regresión ajustado por sexo, edad, año de diagnóstico y el nivel socioeconómico. El riesgo se evaluó mediante el odds ratio (OR), que representa la probabilidad de que un resultado se produzca con una determinada exposición en comparación con las probabilidades de que el resultado se produzca en ausencia de esa exposición.
La forma más común de tumor cerebral en los pacientes (92%) fue el glioma, un tumor maligno de células gliales. El uso del teléfono móvil aumenta el riesgo de glioma, con un OR de 1,3 un 95% de CI (intervalo de confianza), aumentando a un OR con valor 3, con un CI del 95% en el grupo de latencia mayor de 25 años. El uso de teléfonos inalámbricos aumentó el riesgo a un OR 1,4, con un CI del 95%, con mayor riesgo en el grupo con una latencia de 15 a 20 años, un OR de 1,7 y un 95% de CI.
El tiempo de latencia media para el diagnóstico de un glioma por el uso de los teléfonos móviles fue de 9 años (promedio de 10.1, en un rango de 2-28). Los resultados correspondientes a los teléfonos inalámbricos fue de unos 7 años de media (promedio de 8, rango 2-21). Los teléfonos analógicos dieron un OR de 1,6, con un 95% de CI, aumentado a 4,8, con un 95% de CI, en el grupo de latencia de más de 25 años.
Proximidad a la radiación emitida por el teléfono
En todos los tipos de teléfonos, se observó mayor riesgo de glioma en el mismo lado de uso del teléfono (ipsilateral), con un OR de 1,8, y un IC del 95%, mientras que en el lado contrario (contralateral) dio un OR del 1,1, y un CI del 95%. En los teléfonos inalámbricos ocurre algo similar, en el mismo lado dio un OR de 1,7, 95% de CI, y en el lado contrario dio un OR de 1,2, y un CI del 95%. Para los teléfonos móviles, se observó un mayor riesgo en el mismo lado de uso del teléfono en el período de latencia de más de 25 años, con un OR de 4,6, 95% de CI. La aparición del glioma en el lado contrario también dio un aumento estadísticamente significativo en el riesgo en el grupo con un mayor período de latencia, aunque con una menor OR que en su uso ipsilateral. Se encontraron altos valores de OR en el mismo lado de uso del teléfono inalámbrico en los diferentes grupos de latencia, a excepción del período de latencia de más de 20 a 25 años, con pequeñas cantidades y una amplia CI del 95%.
Todavía se encontraron mayores riegos de padecer glioma en los lóbulos temporales o las regiones corticales superpuestas (n=505). El uso del teléfono móvil dio un OR de 3,6, CI del 95% en el grupo de latencia de más de 25 años. Los resultados correspondientes al teléfono inalámbrico en el período de latencia de 20 a 25 años dio un OR de 2,1, CI del 95%, frente a un OR de 1,4, IC del 95%, respectivamente. Para el glioma en el lóbulo temporal solamente (n=367), los teléfonos móviles dieron un OR de 4,3, CI del 95%, y los teléfonos inalámbricos un OR de 2,4, CI del 95%.
El uso del teléfono móvil en el grupo de latencia de más de 25 años dio un OR de 3,7, CI del 95% en lo que se refiere a los gliomas en los lóbulos temporales o las regiones corticales superpuestas, lo que aumenta a un OR de 4,2, CI del 95% para el glioma localizado solamente en el lóbulo temporal.
Los más jóvenes, con más riesgo
Los más jóvenes son los más vulnerables. El riego más alto se observa cuando se utiliza ante de los 20 años, con un OR de 1,8, CI del 95%, aumentado en el uso ipsilateral a un OR de 2,3, CI del 95%. Por el uso del teléfono inalámbrico, se obtuvo un OR de 2,3, IC 95% para el grupo de dad menor de 20 años, aumentando a 3,1, IC del 95%, en el uso ipsilateral.
Los riesgos aumentan con el uso
El riesgo total por el uso del teléfono inalámbrico y el teléfono móvil aumenta en el grupo con el período de latencia más larga, de más de 25 años, con un OR de 1,7, CI del 95%. El riesgo aumenta con el aumento del período de latencia en lo que se refiere al uso de los teléfonos móviles, un OR de 1,032, IC 95%.
El riesgo también aumenta por cada 100 horas de uso acumulado para todos los tipos de teléfonos; los teléfonos inalámbricos dieron un OR de 1,011, IC del 95%.
Los teléfonos 3G más perjudiciales que los 2G
Los teléfonos 2G dieron un OR de 1,3, CI del 95%, aumentando a un OR de 2,1, CI del 95% en el grupo con una latencia de 15 a 20 años, el intervalo de latencia más amplio. Para los teléfonos 3G, el riesgo más alto fue para el período de latencia de 5 a 10 años, con un OR de 4.1, CI del 95%, basándose en pequeñas cantidades.
Hay razones para sospechar que los teléfonos 3G presentan un mayor riesgo que los 2G, a pesar de que el OR se basó en un período de latencia corto y un pequeño número de personas sujetas a exposición. Contrariamente a los teléfonos 2G, al tecnología 3G emite microondas en mayor ancho de banda, lo que puede resultar en mayores efectos biológicos.
Sólo se han hecho dos estudios realizados por investigadores para comparar los efectos de la tecnología 2G y 3G utilizando el mismo enfoque experimental. El primer estudio se realizó con linfocitos de 5 personas electrosensibles y 5 sujetos normales (5). En lo que se refiere a los teléfonos 2G, los efectos sobre los linfocitos humanos eran específicos de la frecuencia portadora, observándose que a 915 Mhz se inhibía sistemáticamente la reparación de la doble hélice de ADN roto ( utilizando como marcador la proteína 53BP1 para localizar roturas en los cromosomas), mientras que con una exposición a 905 Mhz no se observaba ningún efecto. En la tecnología 3G, a 1947,4 Mhz, la inhibición en la reparación de la doble hélice de ADN fue evidente en las células de todos los sujetos. No se observaron diferencias entre los sujetos electrosensibles y los normales. Los efectos por la exposición durante 1 hora duraban 72 horas.
En el segundo estudio, se utilizaron células madre mesenquimales humanas (MSC), obtenidas a partir del tejido adiposo, así como fibroblastos humanos normales. Al igual que en el estudio anterior, la tecnología 2G a 915 Mhz y la tecnología 3G a 1947,4 Mhz inhiben la reparación de las hélices de ADN roto, mientras que la 2G a 905 Mhz no tuvo ningún efecto sobre los fibroblastos, pero sí tiene algunos efectos sobre las células madre mesenquimales. El equipo de investigación comprobó si las MSC y los fibroblastos podían adaptarse a los efectos de la exposición crónica a las microondas, 5 días a la semana, 1 hora al día. Las MSC no lograron adaptarse, a medida que la reparación del ADN roto se redujo prácticamente a 0, mientras que los fibroblastos pudieron adaptarse y recuperaron su ritmo normal.. Por lo tanto, los mayores efectos de las microondas se observaron en las células madre, que reaccionaban a una gama más amplia de frecuencias. Y las células madre están cada vez más en el punto de mira del origen de los cánceres, incluyendo el glioma.
Para concluir
El nuevo estudio es el análisis más completo y fiable que se ha realizado hasta ahora, en el mayor número de sujetos de un país que tiene una larga historia en el uso del teléfono móvil, y confirma los resultados de los estudios previos realizados por el mismo grupo de investigación desde finales de 1990.
La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la OMS (Organización Mundial de la Salud) evaluó los riesgos de la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencias en la aparición del cáncer, en mayo de 2011 (7). Se incluyeron todas las gamas de frecuencias de 30 kHz a 300 Ghz. Participaron un total de 29 científicos, y la clasificación final para los campos electromagnéticos de radiofrecuencia fue la de incluirlos en el Grupo 2B: posiblemente carcinógenos para los seres humanos.
La evaluación sobre el uso a largo plazo de los teléfonos móviles, es decir, de más de 10 años, se basó en los resultados de grupo de Hardell, así como el Estudio Interphone (8). Los tumores asociados con el uso de los teléfonos móviles son del tipo maligno, principalmente gliomas y neuromas acústicos, un tumor benigno del octavo nervio craneal. Al contrario, no se encontró ninguna asociación con el más común de los tumores cerebrales benignos, el meningioma. Los resultados de Interphone sólo informaron del uso de los teléfonos móviles, y no de los teléfonos inalámbricos, de modo que esas y otras limitaciones metodológicas sirven para limitar los riesgos involucrados (1).
La evaluación de la IARC se basó en un período relativamente corto de latencia, en la mayoría de más de 10 años. El presente estudio ha extendido el período de latencia y, por lo tanto, revela el verdadero alcance de los riesgos asociados al uso del teléfono móvil. Los autores llegaron a la conclusión de que las emisiones de los teléfonos móviles deben ser consideradas como cancerígenas, e incluirse en el Grupo 1 según la clasificación de la IARC, lo que indica que las actuales directrices sobre la exposición debieran revisarse con urgencia. Las directrices actuales se basan en los efectos térmicos, es decir, aquellos efectos asociados con el aumento de temperatura en las células y tejidos expuestos, basándose en el paradigma del equilibrio termodinámico que se aplica a la materia inerte. En lugar de ello, los organismos son sistemas cuánticos coherentes que presentan una extrema sensibilidad a los campos electromagnéticos para la intercomunicación y la supervivencia ( véase [9] Quantum Coherent Water, Non-thermal EMF Effects, and HomeopathySiS 51). En la actualidad existen abundantes evidencias de los efectos no térmicos de los campos electromagnéticos, resaltados por la Agencia Europea de Medio Ambiente en el año 2011 (véase [10] [10] European Environment Agency Highlight Mobile Phone Cancer RisksSiS 51).

Referencias
  1. Hardell L and Carlberg M. Cell and cordless phone risk for glioma – analysis of pooled case-control studies in Sweden, 1997-2003 and 2007-2009. Pathophysiology 2014,http://dx.doi.org/10.1016/j.pathophys.2014.10.001
  2. Ho MW. Wireless phones & brain cancer. Science in Society 51, 10-11, 2011.
  3. Hardell L, Näsman Å, Påhlson A, Hallquist A, Hansson Mild K, Use of cellular telephones and the risk for brain tumours: a case-control study. International Journal of Oncology1999, 15,113-6.
  4. UMTS frequency bands. Wikipedia, 15 September 2014,http://en.wikipedia.org/wiki/UMTS_frequency_bands
  5. Belyaev IY, Marková E, Malmgren LOG and Persson BRR. Microwaves from UMTS/GSM induce long-lasting inhibition of 53BP1/g-H2AX repair foci in human lymphocytes.Bioelectromagnetics 2009, 30, 129-41.
  6. Marková E, Malmgren LOG and Belyaev IY. Microwaves from mobile phones inhibit 53BP1 focus formation in human stem cells more strongly than in differentiated cells: possible mechanistic link to cancer risk. Environ Health Persp 2010, 118, 394-9.
  7. IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans, Volume 102.Non-Ionizing radiation, Part II: Radiofrequency Electromagnetic Fields [includes mobiletelephones]. IARC, Lyon, France, 2013, accessed 12 April, 2014,http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol102/mono102.pdf
  8. Interphone Study Group, Brain tumour risk in relation to mobile telephone use: results of the INTERPHONE international case-control study. International Journal of Epidemiology2010, 39, 675-94.
  9. Ho MW. Quantum coherent water, non-thermal effects, & homeopathy. Science in Society 51, 30-33, 2011.
  10. Ho MW. European environment agency highlight mobile phone cancer risks. Science in Society 51, 8-9, 2011. 
  11. Fuente: http://seguridad-wireless.blogspot.com.ar/2014/11/telefono-movil-y-cancer-cerebralmas.html

domingo, 7 de diciembre de 2014

Un pueblo de Estados Unidos refugia a los "enfermos" de las ondas de celulares

Habitante. Diane Schou vivía con migrañas hasta que llegó a Green Bank. Al fondo, el telescopio más grande del planeta.
Las vacas pacen tranquilamente, rumian el pasto y el silencio reina. No hay timbres inesperados que rompan la quietud en las calles de Green Bank, al este de Estados Unidos, donde los celulares y el wifi están prohibidos para deleite de los "enfermos" de ondas.
Este pequeño pueblo a 350 kilómetros de Washington se ha convertido en el hogar de "enfermos" de ondas electromagnéticas, prohibidas en este lugar porque alberga el radiotelescopio más sensible del mundo, capaz de captar el nacimiento y muerte de las estrellas o señales tan débiles que son casi un suspiro en el vasto espacio.
Este hombre oriundo de Nebraska (centro) se instaló en julio pasado en Green Bank para alejarse de las ondas electromagnéticas emitidas por celulares o aparatos de internet inalámbrico que, asegura, lo pusieron gravemente enfermo.
Green Bank —con 143 habitantes— y los alrededores del condado de Pocahontas, en los Apalaches, están en el corazón de la denominada "Quiet Zone", una zona de silencio radial declarada en 1958 para proteger el hipersensible radiotelescopio del pueblo.
Como Meckana, decenas de víctimas de la hipersensibilidad electromagnética se han mudado a esta región rural.
Este ex capataz de construcción se refugió en Green Bank cuando llegó a la conclusión de que su celular era el culpable de que estuviera enfermo desde los años 90.
"No hice ni siquiera la correlación. Al principio, mi médico me dio antidepresivos", cuenta este hombre, quien sufría náuseas, migrañas y arritmia cardíaca cada vez que se acercaba a un wi-fi.
Después de dos semanas en Green Bank, los dolores de cabeza desaparecieron. "Me siento mucho mejor. Puedo tener una vida de nuevo", asegura. Sin embargo, odia sentirse un poco "prisionero".
Diane Schou también empezó a enfermarse cuando una antena fue instalada cerca de su granja en Iowa. "Yo no tuve opción. Era vivir aquí o tener migrañas", dice esta cincuentona, quien vive en Green Bank desde 2007.
Los dolores eran tan fuertes que ella vivió un tiempo dentro de una habitación construida por su esposo y transformada en una "jaula de Faraday", cubierta de aluminio para bloquear los campos eléctricos.
"Aquí yo puedo tener una vida, puedo invitar a mis amigos", dice Schou.
Aunque es muy cuidadosa con el uso de aparatos en su casa, la mujer tiene una computadora "muy lenta" conectada a un teléfono para revisar unos minutos al día los correos electrónicos de su esposo, quien vive con ella en Green Bank unos meses al año.
La hipersensibilidad electromagnética, fuente de preocupaciones en un mundo cada vez más conectado, no está formalmente clasificada como una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque sí se conoce de su existencia.
Algunos estudios culpan a las ondas electromagnéticas de estos males y otros los llaman problemas psicosomáticos.
La OMS anunció en su página de internet que se "procederá en 2016 a una evaluación formal" del riesgo de los celulares, cuyos abonados ascienden a 6,9 billones en el mundo.
En la estación de gasolina y supermercado, a menos de un kilómetro del telescopio, la ausencia de celulares pasa inadvertida. "Nunca hemos tenido celulares aquí, entonces nunca los he extrañado", asegura la cajera Betty Mullenax con una ligera sonrisa.
El telescopio, de 150 metros de altura, capta día y noche las señales del espacio. "Estudiamos el ciclo de vida de las estrellas, los segundos después del Big Bang, las ondas gravitacionales", explica Michael Holstine, responsable del National Radio Astronomy Laboratory (Nrao).
"Este es el radiotelescopio más sensible del planeta. Puede recibir una señal equivalente a la energía de un copo de nieve tocando el suelo", agrega el experto. Por eso "el ambiente de radio alrededor debe ser extremadamente silencioso".
Además, la denominada National Radio Quiet Zone, única en su tipo, fue decretada por el gobierno estadounidense en un área de 33.000 kilómetros cuadrados, en los cuales las radio transmisiones tienen que ser al nivel más bajo de frecuencia posible.
En un perímetro de 16 kilómetros alrededor del telescopio, todo lo que produce una onda radial y pueda provocar una eventual interferencia eléctrica está prohibido o severamente limitado incluyendo el wi-fi, los teléfonos inalámbricos, los mandos a distancia o los microondas.
En Green Bank existen otros radiotelescopios menores. Son operados por los militares estadounidenses y son una parte fundamental de la labor de la red de espionaje del gobierno.
Algunas estimaciones aseguran que el cinco por ciento de los estadounidenses cree sufrir de Hipersensitividad Electromagnética (HSE) que, afirman, es causada por su exposición a los campos electromagnéticos que crean los teléfonos celulares, los wi-fi y otro tipo de equipo electrónico.

Fuente: http://www.lacapital.com.ar/informacion-gral/Un-pueblo-de-Estados-Unidos-refugia-a-los-enfermos-de-las-ondas-de-celulares-20141123-0025.html


sábado, 18 de octubre de 2014

POR UNA LEY DE ANTENAS EN RESGUARDO DE LA SALUD - PONE TÚ FIRMA -

SUMATE A ESTA CAMPAÑA......FIRMA LA PETICIÓN........TÚ FIRMA PUEDE SALVAR MUCHAS VIDAS.............

Por una Ley de Antenas en resguardo de la salud 

PARA: PRESIDENTE DE LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN DR. JULIAN ANDRES DOMINGUEZ

Los ciudadanos de la República Argentina solicitamos con carácter de urgente se  incluya en el temario de Comisiones  el Proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos de Prevención y Control de Contaminación Electromagnética N° 2098-D-2014.
El Proyecto original fue presentado en el 2011 y corresponde al Exp 3375-D-2011, luego 0213-D-12, siendo el 2098-D-2014 copia del anterior.

De no hacerlo los altísimos niveles de emisión de potencia permitidos en nuestro país seguirían causando un daño irreparable a la salud de las personas y medio ambiente en general, haciendo a los Diputados Nacionales y a Ud. en particular, responsables directos de los daños y enfermedades que puedan causar a generaciones actuales y futuras.

¿Por que es esto importante?

La Organización Mundial de la Salud y el IARC con fecha 31/05/2011 informan que se incorporaron a la categoría 2B de los carcinogénicos tabaco, DDT, PCBs, amianto, etc., también las Radiaciones Electromagnéticas encontrándose en ese lote, las Radiaciones No Ionizantes de la generadas por la Telefonía Celular.
Los niveles de potencia de emisión permitidos en la República Argentina obedecen a lo establecido en la Resolución 202/95, que se fundamenta en estudios del año 1986, cuando la telefonía celular en el país era escasa, y  apuntan sólo a los efectos térmicos sobre el organismo, sin tener en cuenta los efectos biológicos sobre la salud de la población y sus consecuencias, estudios cuyas conclusiones  fueron publicadas con posterioridad a esa fecha. 
Es por lo tanto esta Resolución 202/95 obsoleta y desactualizada  y no brinda protección alguna a las personas, tal es la obligación del Estado y siendo  alarmante la enorme cantidad de casos de diversas personas enfermas, y fallecidas por  enfermedades todas ellas atribuibles a las que los estudios internacionales, vinculan con la exposición a radiaciones electromagnéticas.
Basados en la Constitución Nacional y  sus leyes reglamentarias Ley 25675, Art 41 Constitución Nacional respecto a la defensa del medio ambiente y la salud del pueblo, en un ambiente apto para la vida en grave riesgo, reclamamos urgente tratamiento del Proyecto de Ley que derogaría  la Resolución 202/95 y determinaría la disminución de los niveles de potencia de emisión permitidos  para evitar los daños y enfermedades que los altísimos niveles  vigentes causarán  a generaciones actuales y futuras.
 Por favor piense en la salud de la población argentina, y no en el lobby empresarial, y aplique el principio de precaución por la salud de todos los argentinos incluyendo la suya.
Campaña creada por Gladys Hilda Girotti 
Fuente: http://www.hagamoseco.org/petitions/por-una-ley-de-antenas-en-resguardo-de-la-salud

jueves, 2 de octubre de 2014

"Antenas telefonía celular en Barrio Salto" Chajarí.

Fotos tomadas el día 29/9/2014
Que las radiaciones electromagnéticas pueden afectar gravemente a la salud de todos los seres vivos no es discutible por mucho que algunos se empeñen en negarlo. La evidencia la dan los hechos: son decenas de miles las personas que han enfermado-y muchas, muerto- a consecuencia de ellas. Y cuando alguien afirma que no está demostrada “científicamente” la causa de todas esas enfermedades y muertes demuestra que es un ignorante o un manipulador. Existen estudios científicos suficientes para afirmarlo. Aunque las empresas implicadas tengan tanto poder como para silenciarlos financiando otros estudios con la atención de sembrar la duda. Ya lo hicieron en su momento las compañías tabacaleras que se pasaron décadas afirmando también que no estaba “científicamente” demostrada la relación del tabaco con el cáncer.





https://www.facebook.com/profile.php?id=100004806468442&fref=nf

domingo, 7 de septiembre de 2014

Ojo con las nuevas Ordenanzas de Antenas

Hace unos días, la Secretaría de Asuntos Municipales de la Nación y la CNC firmaron un convenio por el cual sacan de la galera una ordenanza que pretenden imponer a todos los municipios del país, "asegurando" con la  creación de un supuesto organismo de control (SINaM), las comunicaciones y la protección de la salud.
No tienen jurisdicción para imponer ninguna ordenanza, que en tal caso debiera ser una Ley, por eso lo plantean como convenios, que según creo ya están  haciendo firmar a los diferentes municipios los cuales deberán cambiar sus reglamentaciones actuales y adoptar ese modelo  que le envían.

Bien. ESTO ES GRAVÍSIMO.

1. Pasan sobre las atribuciones de la Legislatura de la Nación al imponer a todo el país una ordenanza. Esto equivaldría a una Ley, y las leyes son potestad  del CONGRESO y no un grupo de funcionarios dónde incluso se encuentra uno denunciado por haber recibido un préstamo de una de las empresas de comunicaciones a la que debe CONTROLAR.

2. Avasallan  lo que corresponde legislar a cada municipio, según su población, distribución geográfica, necesidades, etc.  No es lo mismo prestar servicio de telefonía móvil a una ciudad entre montañas que a una dispuesta en terreno llano, ni a una población rural que a una ciudad con edificios en altura, entre muchas otras diferencias.

3. El límite de densidad de potencia que establecen es el actual, el cual NO OBEDECE A NINGÚN ESTUDIO SOBRE EL IMPACTO DE LA TC Y NO TIENE BASES REALES. Lo explico:
Actualmente, el unico parámetro que se adopta para la Argentina (y lo ratifica la Ordenanza modelo) es el que figura en la Resolución 202/95 del MS. (año 95, ya comenzamos mal). Bien. La resolución mencionada dice: " Apruébase el Estándar Nacional de Seguridad para la exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300 GHz, conforme lo establecido en el
"Manual de estándares de seguridad para la exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300 GHz" y "Radiación de radiofrecuencias: consideraciones biofísicas, biomédicas y criterios para el establecimiento de estándares de exposición", Volúmenes I y II respectivamente de Prospección de radiación electromagnética ambiental no ionizante (...) " Pues estos manuales fueron publicados ANTES DE LA ENTRADA DEL PRIMER CELULAR EN EL PAÍS Y LOS ESTUDIOS REALIZADOS SON AÚN ANTERIORES. Los mismos manuales hablan de indicios de posibles efectos biológicos (ténganse en cuenta que los límites establecidos son siempre solo sobre efectos térmicos) y que deben ser estudiados y tenidos en cuenta para reever los parámetros establecidos, ALGO QUE NO SE HIZO.
En síntesis: el límite de densidad de potencia adoptado en la Argentina se basa en estudios solo sobre efectos térmicos (existen hoy más de 2000 trabajos científicos serios e independientes que alertan sobre efectos biológicos) y además fueron realizados sin tener en cuenta la tecnología celular (porque no existía en el país) con todo su impacto y desmedido y desordenado crecimiento.
Este límite de potencia es uno de los más altos del mundo. Y debemos tener en cuenta que en Europa varios países han modificado sus leyes bajando los valores (algunos muchísimo, como Polonia y la ciudad de Salzburgo en Austria)  y tomando medidas que protegen a la población infantil y a las personas electrosensibles.

Debe tenerse en cuenta que dados los conocidos estudios científicos y las recomendaciones de la Unión Europea, muchos países del mundo han revisado sus leyes, bajado los niveles de densidad de potencia y agregado medidas de protección. Y lo continúan haciendo.
Ante este panorama la Argentina no puede emular una ley con un modelo de ordenanza basado en un límite de densidad de potencia caduco y que no tuvo en cuenta la tecnología que pretende limitar.

Es cierto que se necesitan más antenas para mejorar las comunicaciones, pero si las agregamos indiscriminadamente y seguimos con estos valores de densidad de potencia, bien, estamos corriendo el riesgo de que la situación sanitaria se salga de control. ¿Quién se hará cargo de ello?

4. Las legislaciones del mundo en la materia, preservan los sitios que consideran sensibles (hospitales, escuelas, etc) de las radiaciones no ionizantes. Por una parte prohíben la colocación de antenas sobre estos sitios, algunos incluso  amplían el radio de protección a  distintas distancias (por ejemplo 100 mts del sitio a proteger). Otros hasta han sacado el WI FI de estos lugares o limitado su encendido al momento de la necesidad (tal es el caso de la reciente Ley de protección francesa para los colegios). Y podemos ampliar largamente el detalle.
La Ordenanza modelo NO CONTEMPLA NINGUNA RESTRICCION para la colocación de antenas. Bien podrían poner  30 en la ventana de una terapia intensiva, y sería legal.

5. La Ley Nacional de política ambiental 25675, no fue tenida en cuenta para la realización de esta Ordenanza. Por Decreto 481/2003 se designa  a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable como Autoridad de Aplicación de la Ley Nº 25.675."

Bueno, la Ordenanza, si bien pretende ser adoptada por todo el país, no menciona en ningún lugar que se haya consultado o participado a dicha Secretaría, cuando la Ley dice claramente "ARTICULO 3º — La presente ley regirá en todo el territorio de la Nación, sus disposiciones son de orden público, operativas  (observado) y se utilizarán para la interpretación y aplicación de la legislación específica sobre la materia, la cual mantendrá su vigencia en cuanto no se oponga a los principios y disposiciones contenidas en ésta."

 La Resolución 11/2014 de la SECOM que crea el SINaM , y es mencionada en la Ordenanza, dice que se informará e invitará a participar a esta secretaría, pero NO SE LA MENCIONA COMO PRESENTE EN LA ELABORACION DE LA ORDENANZA  ni en la creación del organismo controlador (SINaM) (arts. 5 y 6)

6. El art. 17 de la Ley de medioambiente dice que :
"La autoridad de aplicación deberá desarrollar un sistema nacional integrado de información que administre los datos significativos y relevantes del ambiente, y evalúe la información ambiental disponible; asimismo, deberá proyectar y mantener un sistema de toma de datos sobre los parámetros ambientales básicos, estableciendo los mecanismos necesarios para la instrumentación efectiva a través del Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA)."
Sin embargo,  el COFEMA y la Secretaría de medioambiente (autoridad de aplicación)  serán informados (ART 6 DE LA RESOLUCION 11/2014), DE LA CREACIÓN DEL SINaM, organismo controlador QUE DEBIERA HABERSE FORMADO BAJO SU INSTRUMENTACIÓN.
Digamos, según la Ley, entiendo que  tanto la Secretaría de Medioambiente como el COFEMA debieron ser parte de la creación de este SINaM.

7. Al pretender instrumentar una Ordenanza idéntica para cada municipio, la que  no deja libertad para adaptarla según la zona,  se ignora el art. 10 de la Ley de Medioambiente.

8. La Ordenanza ignora los arts. 19, 20 y 21 de la Ley de Medioambiente, pues no contempla ni el derecho a OPINAR, ni las CONSULTAS O AUDIENCIAS PUBLICAS  ni LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA.

Liliana Palancio

http://nogaldevida.blogspot.com.ar/2014/09/ojo-con-las-nuevas-ordenanzas-de-antenas.html

viernes, 29 de agosto de 2014

Wi Fi peligroso: aseguran que hay que apagarlo de noche y retirar el servicio de las ciudades

Francia, Suecia e Inglaterra están retirando el Wi Fi libre de sitios públicos. Afirman que hace mal, sobre todo a los niños.

image540067d7131a58.99280620     La  Organización para la Defensa de la Salud, la Fundación Vivo Sano y la Fundación para la Salud Geoambiental lanzaron una campaña para retirar el wi-fi de los colegios y lugares públicos, ya que aseguran que trae enormes riesgos para la salud, sobre todo para la de los chicos.
“El wi-fi emite radiaciones electromagnéticas a una potencia muy elevada. Las consecuencias son nocivas para todos, pero en especial para los niños, más vulnerables porque están en pleno desarrollo”, advirtió el abogado ambientalista Agustín Bocos durante una entrevista con el diario La Vanguardia.
Países como Inglaterra, Francia y Suecia están retirando el wi-fi libre de sus ciudades.  “Se está haciendo en escuelas, museos, bibliotecas y lugares públicos. La tecnología inalámbrica no está revisada por sanidad ni por ningún organismo que nos pueda decir qué potencia emite y cómo se controla esa emisión”, explicó.
Para no correr riesgos, el especialista aconseja usar “cable” porque asegura que hay estudios que ya “relacionan la hiperactividad, las cefaleas y el mal dormir infantil con estas ondas”.
Lo mínimo, afirma, es apagar el servicio en el hogar cuando la familia se va a dormir.
El fundador de Juristas Contra el Ruido y profesor de máster en Derecho Ambiental contó que existe un informe de acceso público, Bioiniciative, que resume más de 2.000 estudios internacionales, donde se vincula la exposición prolongada a radiaciones electromagnéticas con tumores.
“La Organización Mundial de la Salud ha clasificado oficialmente este tipo de radiaciones como posible cancerígeno”, recordó Bocos, uno de los pocos abogados especializados en contaminación electromagnética en España. Bocos también señaló que la contaminación electromagnética se está incrementando a pasos agigantados en muy poco tiempo. “No sabemos qué va a pasar, probablemente lo sepamos cuando las consecuencias sean irreversibles. La propia Unión Europea está instando a los estados a que reduzcan los niveles. Hoy se estipula que por encima de 0,1 hay peligro de daño sobre la salud”, señaló el abogado.
Fuente: Los Andes
El Ciudadano

domingo, 24 de agosto de 2014

SE VIENEN LAS ANTENAS

Por los amplios efectos encontrados, recomendó “evitar en lo posible el uso del teléfono celular por los niños y también en mujeres embarazadas, y evitar acciones o propaganda comercial que incentiven el uso del teléfono por niños, tales como diseños infantiles de los dispositivos y juegos infantiles incluidos en dichos dispositivos, que incentivan el uso”.

LAS ANTENAS URBANAS DE TELEFONÍA TENDRAN VÍA LIBRE
Fundavida
cellphone-radiation7
La Secretaría de Comunicaciones de nuestro país informó que se firmó un convenio para establecer un mismo modelo regulatorio para que los municipios implementen la instalación de antenas y unifiquen la legislación municipal.
El convenio apunta a resolver el problema de  las empresas de telefonía que encuentran resistencia a la instalación de nuevas antenas en algunos distritos porque la ciudadanía se resiste a aceptar estas fuentes de emisión de ondas cercanas a sus domicilios dado que cada vez con mayor certeza se las considera responsables de graves afectaciones a los seres humanos.
La medida adoptada en Argentina apunta a resolver el problema de las multinacionales que manejan los sistemas de telefonía celular pero no tienen en cuenta los reclamos cada vez más fuertes y fundados de los consumidores.
En España por ejemplo estas empresas acaban de obtener la sanción de una nueva Ley de Telecomunicaciones que  permite a los operadores telefónicos usar o expropiar las azoteas de propiedades privadas y públicas instalando cables en el interior o exterior, prácticamente sin atender las razones de los propietarios que se oponen, ahora las compañías telefónicas podrán instalar en ese país sus antenas en cualquier azotea privada o de uso común, designándola ante el Ministerio de la Industria como “servidumbre de paso especial”.
Centenares de miles de españoles han comenzado a juntar firmas porque una investigación de 2006 citado por la plataforma Contaminación Electromagnética del país, indica que en las personas que vivieron en la zona de los 400 metros de una antena durante algo más de tres años, “hubo más del triple de casos de cáncer”.
Un estudio del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, detalló en la década pasada un conjunto de evidencias de los efectos electromagnéticos de la telefonía móvil, tanto a nivel celular, como casos de leucemia en niños y mayor número cáncer después de unos 10 años.
Un viejo conocido de Gualeguaychú, el Dr. Andrei Tchernitchin, Director de Medio Ambiente del Colegio Médico en Chile, explicó que los más afectados son los niños y las mujeres embarazadas. Un estudio sobre el tema se presentó años atrás a las autoridades del país, justamente para que se regulen las leyes en base a los riesgos de salud.
Los teléfonos móviles emiten radiaciones electromagnéticas de altas frecuencias para la transmisión de voz y datos hacia las antenas repetidoras y ondas electromagnéticas de bajas  frecuencias, asociadas a la funcionalidad del aparato telefónico mismo. En el estudio se determinaron distancias de las antenas en las que se encontró perjuicios en la salud.
Destacó Tchernitchin, quien hace años aportó a la Asamblea de Gualeguaychú los informes de los daños de las pasteras chilenas, que las ondas de alta frecuencia tiene efectos que tardan en presentarse de 10 a 20 años. Al aplicar las mismas radiaciones a seres humanos y animales, se observó en los primeros un aumento de temperatura en la cabeza y en los animales, con el tiempo, un aumento de linfomas.
El médico recordó además del gran riesgo del uso de los aparatos. Su investigación junto a un equipo destacado, incluyó experimentos propios y citas de otros estudios.
“Han advertido que las posibles consecuencias a corto y largo plazo para la sociedad de exponer a los niños a la radiación de microondas de los dispositivos de comunicación celular debe ser reconocida responsablemente a nivel mundial”, declaró el Dr. Tchernitchin.
Por los amplios efectos encontrados, recomendó “evitar en lo posible el uso del teléfono celular por los niños y también en mujeres embarazadas, y evitar acciones o propaganda comercial que incentiven el uso del teléfono por niños, tales como diseños infantiles de los dispositivos y juegos infantiles incluidos en dichos dispositivos, que incentivan el uso”.
Se observó además que la radiación actúa en la proteína supresora de tumores causando una acción toxica en los genes. Y se demostró que los  “los campos electromagnéticos emitidos por teléfonos celulares alteran los electroencefalogramas”, principalmente durante actividades que involucran la memoria.
Sin embargo las evidencias científicas y la resistencia ciudadana no son tenidas en cuenta por las autoridades que si están prontas a aceptar los requerimientos de estas empresas que conculcan impiadosamente derechos individuales.
Todos exigimos mejores servicios de telefonía celular pero no queremos las antenas cerca, lo que en sí mismo se puede leer como una contradicción, pero lo que permitiría un debate social maduro en este tema es un Estado que investigue e informa la verdad para que la ciudadanía decida y no un estado que solo se tuerce para el lado de los intereses económicos de estas empresas, las que mayores beneficios obtienen en relación al capital invertido en el mundo moderno.
www.fundavida.org.ar

jueves, 14 de agosto de 2014

CUALQUIERA QUE PONGA WIFI EN UNA ESCUELA DEBERÍA SER CONDENADO A CADENA PERPETUA.

Barrie Trower es un antiguo experto en armas de microondas de la Royal Navy Británica. Da charlas por todo el mundo, para concienciar a la gente de los ocultos peligros de la tecnología de uso diario de microondas, tales como los teléfonos móviles y el Wifi. También ha asistido repetidamente a la Federación de la Policía del Reino Unido en su lucha para proteger a los funcionarios de policía de la banda de frecuencias del sistema de comunicaciones Tetra, que es dañino para la salud.
Fuente: http://www.ecoportal.net/Videos/Quien_ponga_Wi-Fi_en_una_escuela_deberia_ser_condenado_a_cadena_perpetua

domingo, 6 de julio de 2014

Revisión:Efecto de los teléfonos móviles en la calidad del esperma: una revisión sistemática y meta-análisis -http://www.sciencedirect.com/-

Revisión

Efecto de los teléfonos móviles en la calidad del esperma: una revisión sistemática y meta-análisis 

Acceso abierto financiado por el Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural
Bajo una licencia Creative Commons licencia
  Acceso Abierto

Reflejos

El papel potencial de la exposición a los teléfonos móviles en la calidad del esperma debe ser aclarado.
Una revisión sistemática se realizó seguida de un metanálisis con modelos de efectos aleatorios.
Exposición a los teléfonos móviles se asoció con una reducción de la motilidad y viabilidad.
Ningún efecto sobre la concentración fue evidente.

Abstracto

Los teléfonos móviles son de propiedad de la mayor parte de la población adulta en todo el mundo. La radiación electromagnética de radiofrecuencias (RF-EMR) de estos dispositivos podría potencialmente afectar el desarrollo del esperma y la función. Alrededor del 14% de las parejas en los países de altos y medianos ingresos tienen dificultades para concebir, y hay disminuciones inexplicadas en la calidad del semen reportados en varios países. Dada la ubicuidad del uso del teléfono móvil, el papel potencial de esta exposición ambiental necesita ser aclarado. Por tanto, una revisión sistemática se llevó a cabo, seguido de un metanálisis con modelos de efectos aleatorios, para determinar si la exposición a RF-EMR emitida por los teléfonos móviles afecta a la calidad del esperma humano. Los participantes procedían de clínica de fertilidad y centros de investigación. Las medidas de resultado de calidad de esperma fueron la motilidad, viabilidad y concentración, que son los parámetros más frecuentemente utilizados en entornos clínicos para evaluar la fertilidad.
Utilizamos diez estudios en el meta-análisis, incluyendo 1.492 muestras. La exposición a los teléfonos móviles se asoció con una reducción de la motilidad espermática (diferencia media - 8,1% (IC del 95% - 13,1 - 3,2)) y viabilidad (diferencia media - 9,1% (IC del 95% - 18.4, 0.2)), pero los efectos sobre concentración fueron más ambiguos. Los resultados fueron consistentes a través experimental in vitro y de observación in vivo estudios. Llegamos a la conclusión que los resultados agrupados de in vitro y in vivo en estudios sugieren que la exposición teléfono móvil afecta negativamente la calidad del esperma. Se requieren más estudios para determinar las implicaciones clínicas completas de ambos hombres subfértiles y la población en general.

Abreviaturas

  • IC , intervalo de confianza ;
  • RF-EMR , la radiación electromagnética de radiofrecuencia, SAR, la tasa de absorción específica ;
  • EEG , electroencefalograma ;
  • ROS , especies reactivas del oxígeno ;
  • FEM , modelo de efectos fijos ;
  • REM , modelo de efectos aleatorios

Palabras clave