Barra de Videos

Loading...

domingo, 22 de julio de 2012

RADIACIÓN ELECTROMAGNÉTICA: LA SEGURIDAD ES LA CUESTIÓN PRINCIPAL

La Seguridad es la Cuestión Principal
(por Dr. Olle Johansson - traducido por AlexQuintans)


“El problema es que cuando miramos la literatura científica hay miles de informes que dicen claramente que si tu eres una célula en cualquier lugar del lugar del mundo, un fragmento de un tejido de un ratón o de una rata, definitivamente no compres ni uses estas tecnologías sin cables como son los teléfonos DECT [Telecomunicaciones Inalámbricas Mejoradas Digitalmente que es un estándar ETSI para teléfonos inalámbricos digitales, comúnmente utilizado para propósitos domésticos o corporativos. El DECT también puede ser utilizado para transferencias inalámbricas de datos.], teléfonos móviles, Internet inalámbrica y demás, pero, ellos [las células] no son consumidores, no son los compradores; los compradores son los humanos.
Los humanos usan todo esto, todo el tiempo son irradiados y como sabemos esta radiación no puede ser vista. No es como el humo que lo puedes ver, es simplemente invisible y estamos siempre dentro de ella dondequiera que estemos; eres constantemente irradiado durante las 24 horas del día por microondas y otros tipos de campos electromagnéticos.
¿Cuál es el incremento de irradiación en la banda de frecuencia 3G en los últimos cinco, seis, siete años? ¿Cuánta irradiación más recibe tu cuerpo ahora comparado con el tiempo del planeta? La respuesta es 1 millón de billones de veces más, ese es "el ruido de fondo del planeta", que en realidad es mucho más bajo a lo que podemos escuchar actualmente con un detector de microondas (proveniente de toda clase de sistemas inalámbricos que este aparato no capta o amplifica lo suficiente). Este es un incremento sensacional en la irradiación y es imposible pensar que semejante aumento en el planeta no debería dejar algún tipo de efecto biológico o en la salud.
¿Puede la evolución que ha estado funcionando desde 3.8 billones de años, desde que se inició la vida en el planeta, proveerte de algún tipo de mecanismo o escudo o protección ante cosas que han sido creadas en los últimos 30 años?
La evolución no posee esa inteligencia.
La idea de presentar todos los informes de investigación se hizo de modo contundente en la Resolución de Benevento presentada en el 2006 donde más de 30 científicos reunidos en Benevento, Italia, expresaron como primer punto de su lista de aspiraciones tener esa compilación sobre todos los estudios publicados.
Eso fue recogido por otro grupo de alrededor 20 científicos y en el último día de agosto del 2007 el Informe Bioiniciative fue publicado. No contiene todos pero contiene un poco más de 2,000 informes y documentos científicos, resumidos en una 600 páginas y publicados en 3 libros, donde hay un llamado a una fuerte reducción de la exposición y un acuerdo que sugiere una disminución de 1,000 o incluso 10,000 veces el límite de exposición, pero también este límite no debería estar basado en principios tecnológicos sino biológicos, refiriéndose a que quizás para ciertas frecuencias tienes que bajar el límite mucho más que eso (unas 100,000 veces para la actualidad).
A finales de los 90 hubo una reunión en la Unión de Comercio en Suecia y allí preguntaron si había un nivel de seguridad en que pudieras sentirte seguro. La respuesta: Ese nivel es CERO, Cero vatios/Kg , ninguna radiación en absoluto.
Respuesta diferente es decir "no hay ningún peligro, puedes continuar así, exponiendo a tu hijo, a tu bebé, a ti mismo, a quien sea, todo está bien". Pero, no se puede decir eso, si lo hiciera estaría mintiendo a la gente, hay tanta información publicada que recoge desde efectos: en el cerebro, en el corazón, en la reproducción, desórdenes neurológicos, cambios en el sistema inmunológico, electro-hipersensibilidad funcional, hay estudios que muestran que si usas el teléfono móvil estadísticamente tendrás dolor de cabeza; daños en vegetales, como las tomateras, cuando son expuestas a la radiación de los teléfonos móviles reaccionan como si hubieran sido seriamente dañadas para ellas es un daño serio. Y es difícil creer que las tomateras leen periódicos, miran televisión y se enferman de la "psicosis de los medios de comunicación" o que están tratando de sacarle dinero a la seguridad social; si ellas son dañadas es una señal de alarma muy seria para la humanidad. También hay estudios con bacterias que también tienen cambios, alteraciones, daños... Hay un estudio sobre las cigüeñas que dice que estas aves se quedan estériles cerca de las antenas de telefonía móvil… realmente es sorprendente que tan poca gente reaccione.
Eso significa que todos los estudios allí publicados deben estar equivocados; y si todos están equivocados, entonces, es seguro. Nunca ha sucedido en la ciencia que miles de estudios estén todos equivocados al mismo tiempo.
No hay lugar a dudas cuando gente con estadísticas y matemáticas realmente avanzadas se han metido en el asunto, y han visto que hay una correlación entre problemas de fertilidad y proximidad con las antenas de telefonía móvil. Una reducción en la calidad celular del esperma de hombres que habían usado teléfonos móviles. También tenemos los estudios que muestran que ratones que han sido irradiados desde una gran distancia con señales de radio, TV, y de móvil sufren un problema de esterilidad en la 5ta generación, lo que significa que quizás los hombres no puedan tener hijos dentro de unos 150 años y entonces es demasiado tarde para decir: “Perdón” [luego de haber llenado de riquezas a contados bolsillos] o detenerlo es simplemente imposible [como el deshielo de los glaciares].
Una completa financiación debería ser concedida a un grupo realmente independiente que no esté conectado de ningún modo con la industria u otros intereses dentro del campo, que esté totalmente libre de esas conexiones o lazos.
La gente tiene el derecho de conocer la respuesta respecto a los asuntos de seguridad. "
¿Qué hacer en términos de seguridad de forma práctica ante esta situación?
Queda tomar iniciativas personales, maduras e informadas sobre estás posiciones contradictorias. Separar claramente los mitos urbanos de los informes científicos. De esta manera evitaremos ser influenciados por campañas de sensibilización que favorecen intereses ajenos a nosotros. No esperar que el gobierno tome en el corto plazo acciones que desestabilicen normas que fueron preparadas con mucho cálculo por intereses colocados en cargos estratégicos en organismos internacionales.
En países como el nuestro, que dista de realidades con los de la Unión Europea que está muy por delante de los EE.UU. en la aplicación del Principio de Precaución (recomendación dada por la OMS) sólo queda tomar medidas prácticas de protegernos con la misma tecnología como lo están haciendo ya muchas personas en diversas partes del mundo, científicos en sus laboratorios para aislar el ambiente de pruebas y algunas autoridades en estos países desarrollados; de apantallar los celulares como medida personal, cuidar los embarazos a exposiciones a radiaciones en la casa y en el trabajo con productos que nos mantengan a distancia por más cercana que tengamos la fuente de emisión, prohibir el uso de celulares a menores de edad salvo en situaciones de emergencia o con protección efectiva personal, cuidar el entorno de contaminación electromagnética en que se desarrollan nuestros hijos en sus escuelas y que protejamos nuestras casas que es el lugar donde tenemos a nuestras familias, como el único lugar que consideramos seguro para nuestra integridad y descanso, de las ondas electromagnéticas vecinas y de las torres y antenas que invaden y vulneran nuestro derecho a vivir en un mundo mejor sin tecnologías que no son seguras y que cada día surgen nuevas versiones, pero cuyas las normas legales y estudios científicos están muy por detrás de ellas, las cuales al querer alcanzarlas, quedan obsoletas por otras más innovadoras pero inseguras. La decisión es personal y de responsabilidad para quien dirige una familia.
¿Son seguros los hornos de microondas?
Los hornos de microondas generan un intenso campo electromagnético de radiación de unos 2.450 MHz de frecuencia (similar al del Bluetooth) que penetra en los alimentos y tiene la energía adecuada para hacer vibrar las moléculas de agua, aumentando así la temperatura. Para aumentar su eficacia, las paredes del horno hacen rebotar las microondas que así pasan varias veces por los alimentos. La junta de la puerta es el punto más frágil del sellado de un horno de este tipo, aunque normalmente sólo se encuentran fugas si ha caído al suelo. En el caso de fugas, la radiación saliente supone un riesgo para las personas que se encuentren cerca, que notarían una sensación de calor especialmente peligrosa para los ojos, una parte del cuerpo en la que la falta de riego dificulta la disipación del calor.

Le sugerimos hacer la siguiente prueba de efectividad para probar que no hay fugas en su horno de microondas. Coloque un celular dentro del horno microondas (sin conectarlo), luego, llame al número que le corresponde para probar si recibe llamadas. Si el celular recibe llamadas, entonces es prueba que tiene un nivel bajo de apantallamiento, por lo tanto no ofrece seguridad. Por ello, algunos especialistas recomiendan tomar una distancia prudente de 3 m cuando está en funcionamiento o en el mejor de los casos, evitarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario