Barra de Videos

Loading...

lunes, 17 de diciembre de 2012

Los teléfonos celulares pueden causar daño cerebral prenatal. by melody on Monday, December 17th, 2012



El embarazo y el teléfono celular   El mes pasado, un grupo de trabajo interinstitucional sobre la radiación de radiofrecuencia integrado por expertos de la Asociación Americana de Cáncer de los Institutos de la Universidad de Yale, el Instituto Nacional del Cáncer de Eslovaquia y de la Academia de Ciencias de Rusia, Ondokuz Mayis Medical University y la Universidad de Gazi en Turquía se reunieron para compartir la últimos hallazgos sobre los efectos nocivos de la radiación prenatales teléfono celular. 

En medio de la creciente preocupación mundial acerca de los efectos a largo plazo de la radiación del teléfono celular en el sistema reproductivo humano y fetos en el útero, los resultados de los estudios fueron aleccionadores. A continuación un resumen de un estudio realizado entre muchos presentado en la cumbre:

A largo plazo problemas de conducta asociados con la exposición prenatal del teléfono celular

Dr. Hugh Taylor, de la Universidad de Yale, junto con varios de sus colegas, estudiaron alteraciones en la memoria, hiperactividad y ansiedad en ratones de laboratorio expuestos a la radiación de teléfonos celulares. Estos son los rasgos comúnmente asociados con el desarrollo neurológico a los niños con TDAH . Después de la exposición a la radiación del teléfono celular durante la gestación, los ratones se observaron después de llegar a la edad adulta, y estas tres características observadas fueron:
  1. Disminución de la memoria
  2. El aumento de la hiperactividad
  3. Disminución de la ansiedad

¿El teléfono celular La exposición prenatal causa  el TDAH ?

El aumento en el número de niños afectados por el TDAH ha hecho que el trastorno de un problema de salud pública, con diagnósticos cada vez mayor en un 3% al año desde 1997. La raíz de TDAH se cree que es un déficit fisiológico en la corteza prefrontal del cerebro. Los investigadores concluyeron que la función de la corteza prefrontal se inhibió por la exposición a la radiación del teléfono celular, y los déficits resultantes neurofisiológicos persistió hasta la edad adulta. Esto significa que los ratones que fueron expuestos a la radiación de teléfonos celulares dentro del vientre de su madre fueron dañados neurológicamente para el resto de sus vidas.
El número de TDAH niños está en aumento.Nadie sabe a ciencia cierta cuál es su causa, pero este estudio ha encontrado una correlación significativa entre el deterioro corteza prefrontal y la exposición teléfono celular, y concluyó que los ratones expuestos a la radiación del teléfono celular antes de nacer sufrió daño cerebral permanente .
¿No es hora de que empecemos a pensar más sobre lo que hacemos con nuestros teléfonos celulares cuando estamos cerca de los niños, especialmente los niños no nacidos?

Los teléfonos celulares pueden ser el próximo cigarrillo, botella de alcohol y cocaína

El estudio llegó a postular que "la exposición a los teléfonos celulares durante el embarazo puede tener un efecto comparable sobre el feto y las implicaciones similares para la sociedad como lo hacen otras sustancias tóxicas comunes del desarrollo neurológico", tales como el tabaco, el alcohol y el consumo de drogas.
No creo que la analogía es demasiado descabellada. Ya en los años 1940 y 50, durante el auge del tabaco, fumar cigarrillos se anuncian como recomendado por el doctor y bueno para tu salud!Echa un vistazo a este anuncio de 1951 por Ridley Scott con un bebé y un paquete de Marlboro .La marea de la opinión pública cambió después de que el Cirujano General publicó un informe condenatorio sobre los efectos en la salud de los cigarrillos, y la industria del tabaco comenzó dirigiéndose a los públicos más jóvenes. En 1991, un estudio del Journal of the American Medical Association encontró que Joe Camel (la mascota de los cigarrillos Camel) era más reconocible que Mickey Mouse entre los niños 5 y 6 años.
google_search_Joe_camel

Mirando hacia atrás, algunos de nosotros puede pensar que este tipo de publicidad era francamente abusivos a los niños. Ahora echemos un vistazo a los teléfonos inteligentes.
De acuerdo con un estudio realizado por AVG , una compañía de seguridad en Internet, uno de cada cuatro niños de los Estados Unidos dos a cinco años saben cómo hacer una llamada de teléfono celular, y aproximadamente uno de cada cinco tienen más probabilidades de "operar un smartphone , atarse los cordones de los zapatos, o hacer sus propios desayunos. "( El Problema del teléfono celular, EHHI de 2012 )
Echa un vistazo a esta captura de pantalla de una búsqueda de imágenes en los casos iPhone animales. ¿Usted nota una tendencia? Smartphones están siendo comercializado activamente como juguetes para los niños menores de cinco años. Incluso Disney está en el telefono para carro de los niños. ¿Cómo es un lindo Stich azul (de Disney Lilo y puntada ) o 3-D teddy bear caso del iPhone sea menos depredador de Joe Camel?
 google_search_animal_phone_cases

La exposición acumulativa es la Clave

La buena noticia es que los efectos perjudiciales de la exposición al teléfono celular fueron directamente proporcional al tiempo de exposición, por lo que la limitación del uso de los teléfonos celulares de las mujeres embarazadas deben reducir el riesgo para el feto. Sin embargo, me gustaría añadir que con la proliferación de 4G dispositivos compatibles, tarjetas inalámbricas en los ordenadores portátiles, Bluetooth, wi-fi, y los medidores inteligentes, que operan en todo el espectro de microondas misma frecuencia, la exposición no intencional y acumulativo puede y ocurre.

¿Qué puede hacer para protegerse y proteger a su bebé?

Evitación prudente de radiación inalámbrica siempre es el método más conservador y seguro para disminuir su exposición a este tipo de radiación electromagnética. Estas son algunas medidas sencillas que puede tomar para desarrollar hábitos más saludables de teléfonos celulares.
  1. Reduzca al mínimo el uso del teléfono celular. Usar el altavoz del teléfono y mantenerlo lo más lejos posible del cuerpo. Mantenga llamadas cortas y al grano; no se alarge  una llamada, simplemente porque puede. Con cada segundo que pasaba, su bebé está expuesto a la radiación de microondas perjudicial.
  2. Evite llevar el teléfono en el bolsillo. Siempre lo llevo en una bolsa aparte, y no llevar la bolsa al lado de su cuerpo si es posible. Llevar un bolso mochila de estilo o deje el teléfono en el coche cuando usted tiene que llevar una bolsa al lado de su cuerpo por largos períodos de tiempo.
  3. A su vez de Bluetooth y Wi-fi a menos que esté utilizando activamente. El teléfono inteligente tiene a menudo varias transmisiones de radiación diferentes. Si sólo necesita enviar mensajes de texto y hablar, apague el Bluetooth y Wi-Fi hasta que los necesite.Tenga en cuenta que si su coche ya está emparejado con el iPhone, el Bluetooth automáticamente se enciende cuando en el rango. Manualmente, debe apagar el Bluetooth en el coche para evitar que esto suceda cada vez que metes en tu coche con el teléfono.
  4. Si usted no tiene el dinero para gastar en conseguir un teléfono fijo para uso en el hogar, comprar un Magic Jack o similares VOIP adaptador para el ordenador y conectar un auricular con cable a la misma. Adelante el teléfono celular a su tierra / VOIP línea por la noche cuando estás en casa, y poner su teléfono celular en modo avión por lo que aún se puede utilizar como un calendario o un reloj de alarma.
  5. No use su teléfono celular como su despertador si es posible. Comprar un reloj despertador a pilas y almacenar / cargar su teléfono celular en una habitación diferente de su dormitorio.
  6. No coloque el router inalámbrico en la habitación. Desenchufe por la noche cuando se va a dormir, y lo ideal es tener un IT profesional hard-wire su red de ordenadores con cableado Cat 5 Ethernet.
  7. Evite otras fuentes de radiación inalámbricos como teléfonos inalámbricos, routers inalámbricos, Wi-Fi en su ordenador portátil, consola de videojuegos y móviles "inteligentes" electrónicos como impresoras inalámbricas.

Fuente: http://ecodynamiclivingsolutions.com

Cell Phones May Cause Prenatal Brain Damage

Pregnancy and cell phoneLast month, an inter­a­gency task force on radiofre­quency radi­a­tion com­posed of experts from the Amer­i­can Asso­ci­a­tion of Can­cer Insti­tutes, Yale Uni­ver­sity, The National Can­cer Insti­tute of Slo­va­kia and the Russ­ian Acad­emy of Sci­ence, Ondokuz Mayis Med­ical Uni­ver­sity and Gazi Uni­ver­sity in Turkey gath­ered to share the lat­est find­ings on the harm­ful pre­na­tal effects of cell phone radiation.
Amidst grow­ing world­wide con­cerns about the long-term effects of cell phone radi­a­tion on the human repro­duc­tive sys­tem and fetuses in the womb, the results of the stud­ies were sober­ing. Here is a recap of one study among many pre­sented at the summit:

Long-Term Behav­ioral Prob­lems Asso­ci­ated with Pre­na­tal Cell Phone Exposure

Dr. Hugh Tay­lor of Yale Uni­ver­sity, along with sev­eral of his col­leagues, stud­ied impair­ments in mem­ory, hyper­ac­tiv­ity, and anx­i­ety in lab­o­ra­tory mice exposed to cell phone radi­a­tion. These are the neu­rode­vel­op­men­tal traits com­monly asso­ci­ated with chil­dren with ADHD. After expo­sure to cell phone radi­a­tion through­out ges­ta­tion, the mice were observed after they reached adult­hood, and these three char­ac­ter­is­tics were observed:
  1. Decreased mem­ory
  2. Increased hyper­ac­tiv­ity
  3. Decreased anx­i­ety

Does Pre­na­tal Cell Phone Expo­sure Cause ADHD?

The rise in the num­ber of chil­dren affected by ADHD has made the dis­or­der a pub­lic health con­cern, with diag­noses increas­ing at 3% a year since 1997. The root of ADHD is thought to be a phys­i­o­log­i­cal deficit in the pre­frontal cor­tex of the brain. The researchers con­cluded that the func­tion of the pre­frontal cor­tex was inhib­ited by the expo­sure to cell phone radi­a­tion, and the result­ing neu­ro­phys­i­o­log­i­cal deficits per­sisted into adult­hood. This means that the mice who were exposed to cell phone radi­a­tion inside their mother’s womb were neu­ro­log­i­cally impaired for the rest of their lives.
Take a moment and let this sink in. The num­ber of ADHD chil­dren is on the rise. No one knows for sure what causes it, but this study has found a sig­nif­i­cant cor­re­la­tion between pre­frontal cor­tex impair­ment and cell phone expo­sure, and con­cluded that mice exposed to cell phone radi­a­tion before they were born suf­fered per­ma­nent brain dam­age.
Isn’t it time we started think­ing more about what we do with our cell phones when we’re around chil­dren, espe­cially unborn children?

Cell Phones May be the Next Cig­a­rette, Bot­tle of Booze, or Cocaine

The study went on to pos­tu­late that “the expo­sure to cel­lu­lar tele­phones dur­ing preg­nancy may have a com­pa­ra­ble effect on the fetus and sim­i­lar impli­ca­tions for soci­ety as do other com­mon neu­rode­vel­op­men­tal tox­i­cants” such as tobacco, alco­hol, and drug use.
I don’t think the anal­ogy is too far-fetched. Back in the 1940’s and 50’s, dur­ing tobacco’s hey­day, smok­ing cig­a­rettes were adver­tised as doctor-recommended and good for your health! Check out this 1951 ad by Rid­ley Scott fea­tur­ing a baby and a pack of Marl­boros. The tide of pub­lic opin­ion changed after the Sur­geon Gen­eral released a damn­ing report about the health effects of cig­a­rettes, and the tobacco indus­try started tar­get­ing younger and younger audi­ences. In 1991, a study by the Jour­nal of the Amer­i­can Med­ical Asso­ci­a­tion found that Joe Camel (the mas­cot for Camel cig­a­rettes) was more rec­og­niz­able to 5 and 6-year-olds than Mickey Mouse.
google_search_Joe_camel

Look­ing back, some of us may think this kind of adver­tis­ing was down­right preda­tory to chil­dren. Now let’s look at smartphones.
Accord­ing to a study by AVG, an inter­net secu­rity com­pany, one out of four U.S. chil­dren ages two to five years know how to make a cell phone call, and roughly one out of five are more likely to “oper­ate a smart­phone than swim, tie their shoelaces, or make their own break­fasts.” (The Cell Phone Prob­lem, EHHI, 2012)
Take a look at this screen cap­ture of an image search on ani­mal iPhone cases. Do you notice a trend? Smart­phones are being actively mar­keted as toys for chil­dren under the age of five. Even Dis­ney is on this cell phone for kids band­wagon. How is a cute blue Stich (of Disney’s Lilo & Stitch) or 3-D teddy bear iPhone case any less preda­tory than Joe Camel?
 google_search_animal_phone_cases

Cumu­la­tive Expo­sure is the Key

The good news is that the detri­men­tal effects of the cell phone expo­sure were directly pro­por­tional to expo­sure time, so lim­it­ing the use of cell phones by preg­nant women should reduce the risk to the unborn child. How­ever, I would add that with the pro­lif­er­a­tion of 4G enabled devices, wire­less cards on lap­tops, Blue­tooth, wi-fi, and smart meters, which all oper­ate within the same microwave fre­quency spec­trum, unin­ten­tional and cumu­la­tive expo­sure can and does occur.

What Can You Do To Pro­tect Your­self and Your Baby?

Pru­dent avoid­ance of wire­less radi­a­tion is always the most con­ser­v­a­tive and safe method for decreas­ing your expo­sure to this type of elec­tro­mag­netic radi­a­tion. Here are some sim­ple actions you can take to develop health­ier cell phone habits.
  1. Min­i­mize your use of the cell phone. Use the speaker phone and hold it as far away from your body as pos­si­ble. Keep calls short and to the point; don’t linger on a call sim­ply because you can. With each pass­ing sec­ond, your baby is being exposed to detri­men­tal microwave radiation.
  2. Avoid wear­ing your phone in your pocket. Always carry it in a sep­a­rate bag, and don’t carry the bag next to your body if pos­si­ble. Carry a satchel-style purse or leave your phone in the car when you have to carry a purse next to your body for long peri­ods of time.
  3. Turn of Blue­tooth and Wi-fi unless you’re actively using them. The smart phone often has sev­eral dif­fer­ent radi­a­tion trans­mis­sions. If you only need tex­ting and talk­ing, turn off the Blue­tooth and wi-fi until you need them. Be aware that if your car is already paired to your iPhone, the Blue­tooth will auto­mat­i­cally turn itself on when in range. You must man­u­ally turn off the Blue­tooth in your car to keep this from hap­pen­ing every time to get in your car with your phone on.
  4. If you don’t have the money to spend on get­ting a land­line for home use, buy a Magic Jack or sim­i­lar VOIP adapter for your com­puter and attach a corded hand­set to it. For­ward your cell phone to your land/VOIP line at night when you’re home, and put your cell phone on air­plane mode so you can still use it as a cal­en­dar or alarm clock.
  5. Don’t use your cell phone as your alarm clock if pos­si­ble. Buy a battery-operated alarm clock and store/charge your cell phone in a dif­fer­ent room from your bedroom.
  6. Don’t put the wire­less router in the bed­room. Unplug it at night when you go to sleep, and ide­ally, have an IT pro­fes­sional hard-wire your com­puter net­work with Cat 5 Eth­er­net cabling.
  7. Avoid other sources of wire­less radi­a­tion like cord­less phones, wire­less routers, wi-fi on your lap­top, wire­less game con­soles, and “smart” elec­tron­ics like wire­less printers.

  
     Fuente:  http://ecodynamiclivingsolutions.com/cell-phones-may-cause-prenatal-brain-damage/                                                           



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada