Barra de Videos

Loading...

jueves, 1 de noviembre de 2012

LA JUSTICIA DE ITALIA DETERMINÓ QUE LOS TELÉFONOS CELULARES PROVOCAN CÁNCER


oct 19, 2012 
El Tribunal Supremo italiano ya lo confirmó: el uso prolongado del teléfono móvil puede provocar cáncer. El caso sienta un precedente a nivel mundial con un hombre que durante años utilizó el teléfono celular seis horas al día.
Innocente Marcolini, durante años se pasó 6 horas por día hablando por el teléfono móvil.
La más alta corte de justicia italiana intervino en el caso de Innocente Marcolini, estableciendo en una sentencia histórica que tiene como protagonista a este ex directivo que se pasaba seis horas al día con el móvil pegado a la oreja y que tuvo que operarse de un tumor cerebral. 
Según los magistrados del Supremo, la suyadebe de ser considerada una enfermedad laboral porque la desarrolló en el ejercicio de su profesión al hacer “un uso prolongado del teléfono móvil”.
El afectado en cuestión, Innocente Marcolini, tiene 60 años, es natural de la localidad de Brescia y tenía un cargo importante en una compañía local. Durante diez años se pasó unas seis horas al día, entre cinco y seis a la semana, hablando incansable por el teléfono móvil. Los jueces han declarado ahora que si ha desarrollado un tumor es precisamente por el uso desenfrenado que hizo del teléfono celular a causa de su trabajo, declarando de ese modo que la suya es una enfermedad laboral y que debe por tanto recibir una indemnización económica.
Marcolini en 2002 sufrió una semiparálisis facial, una resonancia magnética certificó que padecía un tumor cerebral en el nervio trigémino izquierdo, próximo a la oreja a la que tenía todo el día pegado el móvil para así dejar libre la mano derecha y poder utilizarla para tomar apuntes.
El calvario de Marcolini comenzó en 2002, cuando después de sufrir una semiparálisis facial, una resonancia magnética certificó que padecía un tumor cerebral en el nervio trigémino izquierdo, próximo a la oreja a la que tenía todo el día pegado el móvil para así dejar libre la mano derecha y poder utilizarla para tomar apuntes. Fue operado en Suiza.
“No he emprendido esta lucha para obtener un resarcimiento económico, sino porque quería dejar claro que el uso de los teléfonos móviles comporta un riesgo que la gente debe saber”, asegura Marcolini en declaraciones al diarioCorriere della Sera.
Desde mayo de 2011 la Agencia Internacional de Investigaciones contra el Cáncer ha incluido a los teléfonos móviles entre los posibles agentes cancerígenos.
Incluso, las instrucciones de muchos de los propios fabricantes de esos aparatos aconsejan tenerlos a una distancia de 1,5 a 2,5 centímetros de la oreja. Además, en muchos países las recomendaciones sanitarias aconsejan que los niños no utilicen teléfonos móviles, ya que su corteza cerebral es más fina que la de los adultos y las radiaciones que por tanto les llegan al cerebro por el uso de los inalámbricos son mayores.
Esta noticia se relaciona con la publicada el 8 de octubre en el blog de Contacto con la Creación, relacionada con un informe de científicos japoneses sobre los celulares, quiénes llegaron a la conclusión que el uso prolongado de teléfonos móviles causa trastornos psicológicos. Y un informe de Estados Unidos donde se determina que provocan deterioro intelectual y emocional en sus usuarios.
Allá por fines de marzo de este año, publicamos es este blog un artículo relacionado con este tema, en el mismo se lo llamaba al paciente (Innoncente Marcolini) como: El paciente cero por cáncer de móvil. Pueden leer dicho artículo en el siguiente enlace: http://zona-urbana-sin-antenas.blogspot.com.ar/2012/03/el-paciente-cero-por-cancer-de-movil-el.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario