Barra de Videos

Loading...

jueves, 14 de noviembre de 2013

RADIACIONES DE RADIOFRECUENCIA Y SUS POSIBLES EFECTOS SOBRE LA SALUD. Presentación Ingeniero José Bravo – UTN, 31 de octubre de 2013. CEPETEL

El día jueves 31 de octubre, el CePETel organizó el Seminario  de Electropolución CEM, Efectos de la Contaminación Electromagnética sobre el ser humano y aplicación del Principio Precautorio en el marco de la II Jornada de Electropolución CEM (Antenas – Celular – Wifi). El mismo se desarrolló en la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad de Buenos Aires.
La apertura del seminario estuvo a cargo del Cro. Guillermo Defays, director del Instituto IPEI del CePETel y Secretario de Salud laboral de la CTA de la Capital Federal, quien agradeció a los presentes y enfatizó la acción del CePETel en el  cuidado de la salud de los compañeros y compañeras. Destacó la aplicación del Principio Precautorio, en cuestiones de salud laboral y las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo.
A continuación, el Ing. José Bravo disertó sobre la “Radiación de radiofrecuencia de los teléfonos móviles y sus posibles efectos sobre la Salud”. A partir de su exhaustiva investigación, mencionó la importancia de crear consciencia en la utilización de estas Tecnologías para prevenir los efectos de la radiación en la salud de las personas.
Entre las cuestiones más importantes que se destacaron fue que la tecnología móvil es utilizada masivamente  tanto  por las empresas, como por los trabajadores, el gobierno y también en el ámbito personal, siendo que presta enormes herramientas y utilidades. Ello nos aproxima a nivel mundial, a que de 7600 millones de personas, el 60% utiliza dispositivos móviles. Algunos utilizan más de uno.
La pregunta que se desprende inmediatamente de ello es que innumerable cantidad de seres humanos están sujetos a un problema: ¿cuál es el límite en que el cuerpo humano tolera la radiación de las múltiples fuentes como ser, un teléfono celular utilizado cerca del oído?
Y la respuesta es que si bien, no estamos preparados para detectar el nivel de potencia de radiación electromagnética, las células del cuerpo responden.
La potencia recibida se relaciona con la distancia a las estaciones que emiten la señal y con la potencia emitida. La energía se calcula, multiplicando por el tiempo de exposición. También existen estudios que indican la distancia en que una persona debe posicionarse para disminuir los riesgos y cuyo tiempo de exposición, también influye en la salud del ser humano.
La potencia de radiación, de un teléfono móvil por ejemplo, sufrirá distinto tipo de absorción dependiendo de la materia de que se trate. Sea cemento, madera o células humanas. Esta potencia dependerá además, de la eficiencia del dispositivo móvil; del aumento de la potencia para compensar el ruido del ambiente; de la atenuación de la señal por lluvia o por el lugar donde se encuentre la persona. Como medida precautoria personal, la clave está en no usar más potencia de la necesaria.
El dispositivo “es ciego” porque no sabe dónde se ubica la base más cercana y al encenderse, discar o enviar un mensaje de texto, el móvil trasmitirá la potencia requerida en todas las direcciones. La potencia transmitida disminuye cuanto menor sea la distancia del dispositivo a la base. Cuando la persona utiliza un dispositivo en un ascensor o en un subte, lo peor que puede pasar es que la comunicación no se corte, porque en estos ambientes metálicos, que se denominan “jaulas de Faraday” y que aunque no fueran espacios totalmente cerrados, el teléfono aumenta su potencia para compensar el efecto de blindaje. (Ver pág. 8 de la presentación en P.P.)
En conclusión, la primera recomendación es que en zonas de mala cobertura, habría que mantener el celular lejos del área de la cabeza. No hacer llamadas de voz. Si es extremadamente necesaria la llamada, que dure el menor tiempo posible o utilizar el “manos libres”. En un ambiente de cobertura normal, disminuye la potencia a medida que se aleja la persona de un dispositivo móvil. Por lo tanto, se recomienda no apoyar el teléfono en el oído, sino sostenerlo a 4cm del mismo. La mejor opción es utilizar el servicio de manos libres para las llamadas u optar por usar los mensajes de texto.  
Hoy en día, el servicio de manos libres no funciona de manera óptima. Si bien el auricular normalmente funciona, no se escucha limpio para el que está del otro lado del teléfono. En un futuro, los aparatos deberían diferenciarse a favor de cuanto mejor se escuche con el “manos libres”.
En la investigación surge que, por un lado, existen estudios sobre los niveles de radiación que ocurren en la Naturaleza y por otro, los niveles  de potencia con que se implementa en la fabricación de los aparatos electrónicos.
En la Naturaleza la medida de radiación constante que recibe del sol y las estrellas, es de 0.0000000001 Microwatios por centímetro cuadrado (1×10-10μW/cm2).  Esta medida es exactamente igual al nivel de sensibilidad del ser humano según se detecta en la actividad de las células. Los niveles de densidad de potencia de los teléfonos móviles son miles de millones de veces superiores al nivel natural densidad de potencia de radiofrecuencia. (Ver pág. 21)
Según la Física, cuando la propagación de la energía se produce en el espacio, el resultado es la dispersión. Pero, cuando la propagación se produce en la materia, el resultado es la absorción de esa energía. La materia que absorbe la energía de la radiación cuando hablamos por teléfono, es el cerebro.
Entonces, cuando la energía viaja en el aire, hay dispersión pero cuando la radiación alcanza al cuerpo de una persona, hay absorción. Cuando hacemos llamadas móviles, la probabilidad de que el trayecto de la energía hasta la base celular, atraviese la cabeza, es del 50%. La mitad de la potencia se dirige para un lado del dispositivo y la otra mitad es absorbida por la cabeza (ver pág. 22). Sin embargo, no podemos percibir con nuestros sentidos cuánta energía de radiación recibimos.
Por otro lado, la potencia es directamente proporcional a la conductividad. A mayor conductividad, mayor absorción de energía de radiación. En el fluido cerebroespinal la conductividad es mayor que la de la sangre y la de los tejidos del cerebro. El aislante en nuestro sistema es de grasa. La grasa es el tejido más absorbente del cuerpo humano. (Ver pág. 35)
A su vez, la radiación acumulada en el tiempo que recibe cada persona, es acumulable año a año. Mientras más jóvenes comenzamos a utilizar teléfonos móviles, más radiación acumulamos. En la vida diaria, estamos expuestos a gran cantidad de radiación de radiofrecuencia como la que proviene de los WIFI, de las antenas de radiodifusión, de los microondas, o de los teléfonos inalámbricos cuya base trasmite radiación las 24hs del día, etc. El cuerpo no está preparado para recibir tanta radiación.
El organismo tiene en su ADN distintos mecanismos de defensa, ciertas maneras de organizarse a lo que le es conocido y reacciona ante lo ajeno a la naturaleza. Algunos de los efectos de la radiación de radiofrecuencia en la salud de las personas, tiene que ver con que las células en su ADN no están preparadas para recibirla porque básicamente, no están en la naturaleza. Los efectos biológicos pueden devenir en daño a la salud, que dependen de la potencia de su exposición, de su duración, del total acumulado de exposición a lo largo del tiempo, de las condiciones particulares de la persona, etc. (Ver pág. 53)
A su vez, la absorción de energía de radiación que sufre el cerebro de un menor de 10 años, es mayor por unidad de masa que el cerebro de un adulto, porque el niño  posee mayor proporcionalidad de líquido, de sangre y sus tejidos son más blandos. (Ver pág. 30)
Lo alarmante es que está comprobado que los campos electromagnéticos de radiofrecuencia son carcinogénicos para los seres vivos. Esto se afirman en los estudios de la OMS del  año 2011 pero, a su vez, se dice que no se encontró vínculo causal entre el uso del teléfono móvil y el cáncer. Entonces, por un lado se publicaron afirmaciones de los efectos carcinogénicos y por otro lado, no afirmaron los mismos por considerar inadecuados o insuficientes los métodos empleados para determinar tal probabilidad. Por otro lado, son múltiples las fuentes de radiación a las que estamos expuestos, y que la radiación de tecnología móvil no sea ionizante, no deja de ser peligroso.
En el año 1984 en el que comienza a aparecer la telefonía móvil en EEUU, no se conocían los riesgos. Los problemas surgen con los radares en la “2da Guerra Mundial” y en las líneas de alta tensión, en los cuales se detectan los riesgos a la salud. En ese momento, los científicos alertaron de los riesgos y la industria se interesó en crear un centro de investigación cuyos resultados de estos estudios, fueron revelados recién en los años 1993 y 1994, comprobando los efectos negativos sobre la salud de la gente. La industria, contrario a intentar implementar medidas de corrección para la prevención de la salud de los usuarios, paradójicamente durante los años noventa, decide suspender las investigaciones y el financiamiento a esta institución.
Posteriormente, el IIEE (Instituto de Ingenieros Electricistas y Electrónicos de Estados Unidos) estipula unas normas para niveles seguros de exposición a la radiación de campos electromagnéticos. Las normas del IIEE adoptadas por la agencia reguladora de las telecomunicaciones de EEUU son más restrictivas que las de Europa. Existen los ambientes controlados según actúen los especialistas pero, no fue conveniente regular todo tipo de ambientes como los habituales: el hogar o el trabajo.
Además, las normas deberían fijar la tasa de absorción específica (SAR, Specific Absorption Rate), pero en la realidad, incluso estas normas, permiten más altos niveles de lo tolerable. Las pruebas para fijar estas normas, se realizan simulando el tejido del cerebro y del cuerpo humano con una sustancia formada de un líquido específico, con agua y sal (ver pág. 45). Este simple estudio no toma en cuenta los distintos tejidos que existen en el cerebro humano. No se trata sólo de medir cuánta absorción se produce en una célula, sino también de cómo una determinada cantidad de radiación afecta a cada tipo de célula. (Ver pág. 47)
Entonces, las mediciones están alejadas de la realidad. En la práctica, no se maneja ninguna norma. No se aplican. Son manejadas por conveniencias. A esto se suma que el concepto de energía de radiación es difícil de entender y de medir para un ciudadano común.
Ni siquiera se tiene conocimiento si en la etapa de fabricación de los dispositivos móviles, se toman en cuenta estas normas. La mitad de los modelos de teléfonos no cumplen las normas porque, el control de la normativa se subcontrata, cuando éste existe. Tampoco se controla uno por uno cada dispositivo móvil.
Al menos deberían existir límites para los grupos de riesgo. Por ejemplo, los niños nunca deberían usar celular. Estos grupos de riesgo o los efectos de la radiofrecuencia en la salud, podrían estar identificados en los manuales de uso de los teléfonos.
La cuestión es que según la opinión fundada de nuestro  disertante en esta investigación, a la OMS como a la ONU, les resulta difícil separarse de los intereses económicos. De manera indirecta, estas organizaciones representan a la industria farmacéutica y de las telecomunicaciones. No es casual que diez años después, aproximadamente, de conocidos los efectos adversos de la radiación de los celulares en la salud (año 1994), se hayan publicado sus resultados (año 2011). También depende de quién financie el estudio, se evalúen los resultados.  Lo importante es que el avance en este tipo de investigaciones, es  real.
Importantes estudios demostraron que la radiación de radiofrecuencia puede vincularse a cierto tipo de cáncer en el mismo lado de la cabeza en el que los usuarios colocan los teléfonos móviles para las llamadas de voz, tales como el cáncer en el nervio acústico y en la glándula salival parótida.
Existieron relaciones causales del uso de telefonía móvil con cáncer en lugares cercanos donde se guardan los teléfonos móviles como de cáncer de mamas en las mujeres que los usaban el celular encendidos en los corpiños o cáncer de testículos en hombres que guardaban el teléfono en el bolsillo delantero del pantalón o en un holster en su cadera.
El riesgo de cáncer está asociado con el daño del ADN. Si las células con ADN dañado se reproducen, es esta consecuencia la que produce cáncer. Son tan interesantes como desalentadores los efectos en las proteínas de stress, que expuestas a las radiaciones, de manera prolongada en el tiempo, puede producir la reducción de respuesta de las células y las eventuales reacciones de protección del cuerpo. Por otro lado, el sistema inmunológico nos protege contra infecciones y enfermedades. Las radiaciones de radiofrecuencia pueden causar reacciones inflamaciones, reacciones alérgicas y cambiar la función inmunológica. Varias enfermedades crónicas están relacionadas con el mal funcionamiento inmunológico.
En conclusión, hacen falta políticas de estado a nivel mundial para el cumplimiento al menos, de las normas límite. No deberíamos importar los teléfonos que excedan estar normas. Sería importante acrecentar el nivel de información para los usuarios de las consecuencias sobre la salud a las que se exponen. Se piensa que, según los criterios de marketing, la más alta tecnología disponible, siempre es la mejor opción, pero, con conocimiento de las  consecuencias que surgen de estas investigaciones, no siempre es lo mejor para la salud de las personas. La falta de información no debería limitar la posibilidad de elección.
Por su parte, las personas particulares pueden implementar medidas precautorias como utilizar la opción de manos libres más que la llamada por teléfonos móviles; optar por el teléfono fijo en las oficinas o en la casa; enviar mensajes de texto en lugar de hablar; no exponer a los niños al uso de celulares; mantener el teléfono móvil alejado del cuerpo, evitar realizar llamadas donde hay poca señal; etc. Este tipo de información es necesario que parta de las instituciones y organizaciones.
Por este motivo, el CePETel, en distintos espacios de información y concientización, ha venido  exponiendo el Principio Precautorio en defensa de los derechos de los compañeros y compañeras. El CePETel también ya había organizado en el mes de agosto en la Universidad de Quilmes el Seminario sobre “Radiaciones no ionizantes, sus posibles efectos sobre la salud y las soluciones técnicas del caso”, con el Ing. Néstor Mata, Profesor de la UTN de Bahía Blanca. El mismo, disertó sobre la Electropolución CEM, desde los primeros estudios sobre los efectos biológicos como trastornos neurológicos y cáncer en operadores de estaciones de radar, hasta los diferentes estudios internacionales sobre el tema y, la adecuación de la legislación nacional al respecto. También en noviembre del año 2012 se participó en el Encuentro Nacional de Informática Aplicada (ENIAC), en la Universidad Blas Pascal de la Ciudad de Córdoba).
Por otra parte, el Director del Instituto IPEI del Cepetel, Cro. Guillermo Defays, expuso sobre “Notas sobre el efecto de las ondas electromagnéticas sobre la población” en la Audiencia Pública para debatir sobre “Antenas, contaminación electromagnética y sus efectos sobre la salud” en el marco del Proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos de Prevención y control de la Contaminación Electromagnética, que se llevó a cabo el 7 de junio en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Luego de esto, el compañero Defays participó como consultor técnico, en la Reunión de asesores de la Comisión de Recursos Naturales, también de la Cámara de Diputados de la Nación.
Siguiendo con esta linea, el CePETel participó en la Reunión de Vecinos Interbarriales Autoconvocados de Quilmes y el Gran Buenos Aires  sobre Radiaciones Electromagnéticas y en la Jornada de Esclarecimiento y Formación sobre la Contaminación Electromagnética, realizada en septiembre en el Auditorio del Museo de Ciencias Naturales de Fiske Menuco (actualmente llamada Gral. Roca – Río Negro). En la misma, el compañero Guillermo Defays disertó sobre el efecto de las ondas electromagnéticas sobre la población.
El Principio Precautorio se relaciona con que “si una acción o política implica probable riesgo de causar un daño a la población o al medio ambiente, en ausencia  de consenso científico de que el daño no se produce, la carga de la prueba recae sobre aquellos que defienden la acción”. Y el CePETel, en base al mismo, pretende continuar las acciones para la defensa de la salud de los trabajadores y su medio ambiente.

Es Muy Importante para tu salud el
“Principio Precautorio”

domingo, 10 de noviembre de 2013

CONFIRMACIÓN: asociación entre cánceres cerebrales diagnosticados entre 2007 y 2009 y uso de teléfonos móviles e inalámbricos. Suecia. 2013 (resumen Dr. Arturo Ortega)

10 noviembre 2013

CONFIRMACIÓN: asociación entre cánceres cerebrales diagnosticados entre 2007 y 2009 y uso de teléfonos móviles e inalámbricos. Suecia. 2013 (resumen Dr. Arturo Ortega)

Para que en la comunidad científica pase algo de hipótesis a evidenciahace falta que a un primer estudio riguroso se le sumen otros –igualmente serios y de la mayor muestra poblacional posible-- con conclusiones similares que confirmen los hallazgos iniciales.

El estudio que nos ocupa respecto a la relación entre el uso a largo plazo de teléfonos sin cable y tumores [1] cerebrales malignos [2] esimportante porque ofrece dicha CONFIRMACIÓN, con una porción de población amplia (toda la población de Suecia con tumores cerebrales), y CON DATOS AMPLIADOS, junto a un ANÁLISIS comparativo con las investigaciones precedentes, Además, de sus resultados se pueden DEDUCIR conclusiones importantes:

Es un hecho que los teléfonos sin cable, al igual que otros dispositivos de comunicación no cableados, emiten campos electromagnéticos de radiofrecuencia (CEM-RF) [3]. Bajo esta realidad, si este estudio se basa en enfermos diagnosticados entre 2007 y 2009, pero desde esas fechas las empresas de telefonía sin cable no han hecho más que aumentar su “potencia”, no hay más que aplicar la lógica y ampliar las conclusiones del estudio multiplicadas a fecha de hoy (2013). No se trata de alarmismo, sino de no esconder la cabeza bajo tierra ante una realidad.

En telefonía móvil, desde hace pocos meses la propaganda nos bombardea con la reciente llegada de la tecnología 4G (obviamente de más potencia que su antecesora, la 3G). Por su parte, el Gobierno de España tramita una nueva Ley de Telecomunicaciones que facilitará a las grandes compañías su expansión...

Merece la pena difundir este estudio entre personas y profesionales a los que haya que advertir de estos temas (sanitarios, abogados, comunidades de vecinos, amistades…).

El Dr. Arturo Ortega ofrece para MI ESTRELLA DE MAR un resumen de la investigación, para facilitar su lectura, dada la extensión y cantidad de lenguaje técnico y tablas en inglés que tiene el original. En todo caso, ofrecemos enlace al documento completo en inglés al final de la sinopsis.

............................
[1] Tumor / Neoplasia: pueden ser benignos y malignos (los malignosson llamados cáncer). Tumor y neoplasia significan lo mismo aunque las neoplasias no siempre se manifiestan en forma de bultos. Según la RAE, la neoplasia es la “multiplicación o crecimiento anormal de células en un tejido del organismo. Tumor así formado”). Sobre las causas del cáncer: “Está establecido que las causas más habituales de cáncer son ambientales y suelen esconderse en nuestros hábitos de toda la vida. Los carcinógenos llegan en el aire que respiramos, en la dieta que consumimos o bajo la forma de radiaciones, en una exposición que, por lo general, es lenta y sostenida a lo largo de los años. Estos carcinógenos del ambiente van dañando los genes de las células más expuestas” (+info:Laboratorio de Oncología Molecular de la Universidad Nacional de Quilmes. Buenos Aires –Argentina-).

[2] No sólo gliomas y neuromas acústicos, como en algunos estudios previos.

[3] EMFs (electromagnetic fields / campos electromagnéticos –CEM--): están a nuestro alrededor de dos formas, como ELF-EMFs (ELF-CEM / Extremely Low-Frequency: producidos por líneas eléctricas y muchos electrodomésticos) y como RF-EMFs (RF-CEM / Radiofrequency: producidos por los teléfonos móviles y otros dispositivos de comunicación). Ambos plantean su propio conjunto de problemas de salud (fuente: Global Research -Centre for Research on Globalization-).

ESTUDIO DE CASOS Y CONTROLES SOBRE LA ASOCIACIÓN ENTRE CÁNCERES CEREBRALES DIAGNOSTICADOS ENTRE 2007 Y 2009 Y EL USO DE TELÉFONOS MÓVILES E INALÁMBRICOS

Lennart Hardell, Michael Carlberb, Fredrik Söderqvist y Kjell H. Mild. International Journal of Oncology 43: 1833-1845, 2013

INTRODUCCIÓN.

Algunos estudios previos coinciden en mostrar la asociación entre el uso durante largo tiempo de teléfonos sin hilos (móviles e inalámbricos) y la aparición de dos tipos de tumores cerebrales(glioma y neurinoma del VIII par craneal), pero no la de otro, el más común (meningioma).

Estos teléfonos emiten campos electromagnéticos de radiofrecuencia (CEM-RF) y el cerebro es su órgano diana principal cuando se sostienen pegados al oído.

La Agencia internacional de investigación sobre el cáncer (IARC) clasificó en mayo de 2011 a los CEM-RF en el grupo 2B, es decir como "posibles carcinógenos" para las personas. Y se calcula que en el mundo hay unos seis mil millones de teléfonos sin hilos en uso.

El objetivo de nuestra investigación fue profundizar en la relación entre el uso durante mucho tiempo (> 10 años) de los teléfonos sin hilos y la aparición de cánceres cerebrales.

PERSONAS Y MÉTODOS.

Dirigimos un nuevo estudio de casos y controles de neoplasias cerebrales (el término que agrupa tanto a tumores como cánceres) diagnosticadas entre 2007 y 2009 a hombres y mujeres de entre 18 y 75 años de edad. -1- Usamos como control para cada caso a una persona de la población del mismo sexo y edad (con un margen de 5 años). Aquí informamos sobre los cánceres, usando a todos los controles disponibles. Los resultados relativos a tumores se publican en otros artículos.

Evaluamos los usos de teléfonos móviles e inalámbricos mediante un cuestionario autoadministrado. Se preguntó por separado sobre el plazo de uso de cada tipo de teléfono móvil.

El método estadístico fue el análisis de regresión logístico incondicional, ajustado por edad, sexo, año de diagnóstico e índice socioeconómico, usando toda la población control. El parámetro estadístico presentado es la razón de ventaja (RV), con el intervalo de confianza del resultado (IC 95 %).-2-

De las personas con cáncer cerebral, participaron el 87 % (n = 593) y de los controles, el 85 % (n = 1368).

RESULTADOS.

La mediana de edad de los enfermos fue de 55 años.

TELÉFONOS MÓVILES ANALÓGICOS.- La RV de aparición de cáncer cerebral para los que habían usado teléfonos móviles de tipo analógico fue 1,8 (IC 95 % = 1,04-3,3), pero aumentó a 3,3 (IC 95 % = 1,6-6,9) para los plazos de uso > 25 años desde la primera exposición.

TELÉFONOS MÓVILES DIGITALES 2G.- El uso de teléfono móvil digital 2G se asoció con una RV = 1,6 (IC 95 % = 0,996-2.7), que aumentó a 2,1 (IC 95 % = 1,2-3,6) para plazos de uso > 14-20 años.

TELÉFONOS INALÁMBRICOS.- Los resultados para el uso del teléfono inalámbrico fueron RV = 1,7 (IC 95 % = 1,1-2,9) y, para plazos de 15 a 20 años, una RV = 2,1 (IC 95 % = 1,2-3,8). Hubo pocos participantes que hubieran usado un teléfono inalámbrico durante > 20-25 años.

TELÉFONOS DIGITALES SIN HILOS (móviles 2G y 3G y teléfonos inalámbricos).- Aumentó el riesgo para plazos > 1-5 años, se redujo para los siguientes plazos y aumentó de nuevo para plazos > 15-20 años.

En el momento de la investigación nadie había estado usando todavía teléfonos 3G durante > 3 años.

LADO DE USO DEL TELÉFONO.- Fue más frecuente que aparecieran los tumores en el lado del cerebro en el que más a menudo se usaba el teléfono; ocurrió así tanto con los móviles como con los inalámbricos. -3- Obtuvimos unos riesgos mayores para las neoplasias en el lóbulo temporal y los lóbulos cercanos. El uso de los casos de meningioma en el mismo estudio como referencia dio unas RV algo más elevadas, lo que indica que es poco probable que los resultados se expliquen por sesgos de recuerdo o de observación.

USO ACUMULADO.- En general, el riesgo de cáncer cerebral aumentó claramente con las horas de uso, para cada tipo y variante de teléfono. Por ejemplo, quienes habían usado un teléfono inalámbrico durante más de 2376 horas tuvieron una RV = 2,5 (IC 95 % = 1,5-4,2), en comparación con quienes no lo habían usado. Esas horas se acumulan usando el teléfono sin hilos por ejemplo durante 40 minutos diarios a lo largo de 10 años. El riesgo fue especialmente alto en quienes habían acumulado esas horasusando teléfono inalámbrico (RV = 7,7 ; IC 95 % = 2,5-24)

CÁNCERES EN LOS LÓBULOS CEREBRALES PRÓXIMOS AL OÍDO.- En las personas que habían usado teléfono móvil durante > 25 años, la RV de padecer un cáncer en estos lóbulos = 4,8 (IC 95 % = 1,7-14), en comparación con quienes no lo habían usado. Y en quienes habían usado teléfono inalámbrico durante > 25 años, la RV = 5,1 (IC 95 % = 1,8-15).

DISCUSIÓN.

El resultado principal es el aumento significativo del riesgo de cánceres cerebrales con el uso de teléfonos móviles e inalámbricos, que confirma diversos estudios previos. Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que los CEM-RF desempeñan un papel tanto en la iniciación como en la promoción de la carcinogénesis.

El grupo Interphone había obtenido unos resultados distintos y en el artículo se citan varios estudios en los que se discuten los métodos que utilizaron. Por ejemplo, que no tuvieron en cuenta el uso de teléfono inalámbrico —que aumenta el riesgo de cáncer cerebral— y, al incluir a esos usuarios en el grupo 'no expuesto', habían reducido la RV de las personas expuestas al teléfono móvil.

NOTAS A PIE DE PÁGINA.

-1- Sólo incluyeron a enfermos vivos. Por eso, de los 1334 enfermos de cáncer excluyeron de la investigación a 520, que habían fallecido. La mayoría de estos habían sufrido un glioblastoma multiforme.

-2- La RV es el cociente entre la posibilidad de que ocurra un suceso y la probabilidad de que no ocurra. Es decir que una RV de 1,8 de cáncer cerebral en un grupo concreto de personas indica que estas tienen 1,8 veces más probabilidades (casi el doble) de sufrir un cáncer cerebral que los controles (las personas que no pertenecen a ese grupo).

-3- Se tuvo en cuenta el área concreta del cerebro afectada y se relacionó con el lado de la cabeza en el que se usaban estos teléfonos sin hilos. Definieronuso ipsilateral como > ó = 50 % del tiempo de uso en el mismo lado en el que había aparecido el tumor y uso contralateral como < 50 % de la duración de las llamadas en el lado del tumor.

Acceso a la investigación íntegra (PDF en inglés)
Fuente: 
http://mi-estrella-de-mar.blogspot.com/2013/11/confirmacion-cancer-y-telefoniasincable.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+Mi-estrella-de-mar+%28MI+ESTRELLA+DE+MAR%29
REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA DEL ESTUDIO
TÍTULO. Case-control study of the association between malignant brain tumours diagnosed between 2007 and 2009 and mobile and cordless phone use [Estudio de casos y controles sobre la asociación entre cánceres cerebrales diagnosticados entre 2007 y 2009 y el uso de teléfonos móviles e inalámbricos]
AUTORES. Lennart Hardell, Michael Carlberg, Fredrik Söderqvist, Kjell Hansson Mild
PÁGS. 13
EDICIÓN. International Journal of Oncology
AÑO. 2013 (recepción: 23 julio 2013; aceptación: 27 agosto 2013)
DATOS COMPLEMENTARIOS. investigación sueca (Suecia) de enfermos diagnosticados en toda Suecia entre 2007 y 2009.
RESUMEN EN CASTELLANO: Dr. Arturo Ortega Pérez (Univ. Rovira i Virgili)

Radiación electromagnética de telefonía celular afecta salud de niños y adultos

Médicos chilenos advierten de efectos de leucemia, cáncer cerebral, aborto espontáneo y esclerosis
Por Anastasia Gubin La Gran Época
Mar, 1 Oct 2013

telefonos celulares

Uno de los estudios que cada vez adquiere más relevancia, sobre todo por el uso creciente de aparatos electrónicos en los niños menores, es el que mide los efectos de la radiación electromagnética de la telefonía celular en los seres humanos.
La radiación electromagnética se confirmó como un factor con más de 50% de probabilidades de existencia -de relación causa-efecto- de la leucemia en niños, cáncer cerebral en adultos, aborto espontáneo y esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de Lou Gehring), señala un reporte publicado en los Cuadernos Sociales de la Universidad de Chile.
Además se detectó mayores probabilidades de cáncer cerebral en niños, cáncer de mama femenino y masculino, suicidio, enfermedad de Alzheimer y enfermedades cardiovasculares incluyendo infarto del miocardio.
El Dr. Andrei Techernitchin, autor principal, explicó a La Gran Época que el estudio se orientó para mejorar la legislación chilena.
“Es una batalla que progresivamente vamos ganando, ya que las nuevas leyes son un poco mejores que las anteriores”, señala el médico que es docente titular de la Facultad de Medicina.
Los teléfonos móviles emiten radiaciones electromagnéticas de altas frecuencias para la transmisión de voz y datos hacia las antenas repetidoras yondas electromagnéticas de bajas  frecuencias, asociadas a la funcionalidad del aparato telefónico mismo.
Según el informe, ambas radiaciones tienen efectos diferentes en el cuerpo humano. Las altas frecuencias tienen efectos similares a los producidos por las antenas repetidores, donde los efectos son diferidos y tardan unos 10 a 20 años en manifestarse. Son también similares a los efectos de los tendidos eléctricos domiciliarios y de los electrodomésticos.
Uno de los estudios analizados por Tchernitchin y su equipo, observó una elevación de la temperatura superficial y profunda de la cabeza por radiaciones celulares de 900 Mhz. Al aplicar la misma cantidad de radiación en animales se detectó un riesgo de desarrollar linfomas.
Otros autores, citados revelaron “de manera más concluyente, que existe un importante aumento del riesgo de desarrollar un neurinoma acústico en el lado del uso del teléfono celular, por 10 o más años, riesgo relativo".
Al estudiar los efectos de la radiación en los leucocitos, se descubrió además una acción tóxica para los genes(aneuploidía del cromosoma), y aquí esto se debió a que la radiación actúa en la proteína receptora  supresora de tumores.
Se demostró también que “los campos electromagnéticos emitidos por teléfonos celulares alteran los electroencefalogramas, principalmente durante actividades que involucran la memoria.
Los teléfonos celulares, provocan un cambio en la temperatura de tejidos vecinos, vasodilatación en ellos, y un aumento del contenido nasal de óxido nítrico por la cavidad nasal del lado del teléfono, pero no en la cavidad nasal contra lateral.
En los mamíferos  se observó que logra alterar la barrera hematoencefálica, y esto hace que se filtre albúmina desde los vasos sanguíneos al tejido cerebral.
Niños afectados
“En los niños, y en especial en los de corta edad, el efecto de la radiación RF causa más daño, especialmente cerebral, que en los adultos”, advierte el reporte del Dr. Tchenitchin, que incluye además la colaboración del Biólogo Leonardo Gaete, el ingeniero civil Verena Romero y el Electrónico de telecomunicaciones, Moisés Pinilla.
“Eso se debe a que el espesor del cráneo, es decir, la distancia que debe atravesar la radiación desde el teléfono hasta el cerebro, es significativamente menor en niños que en adultos, y en especial durante“, destaca el médico.
Estudios analizados por el equipo revelan que las secuelas son proporcionales al tiempo de exposición y a las horas de uso de dichos artefactos.
El equipo médico a su vez expuso como evidencia las investigaciones que realizó otro equipo internacional, donde se demostró una mayor frecuencia de secuelas en la memoria, atención y de otros parámetros neurocognitivos.
Después de un seguimiento de cuatro años a 196 niños de 7 a 12 años, este reporte señaló que el uso de esos teléfonos aumentó trastornos de la percepción fonética, redujo la eficiencia en el trabajo, la capacidad de atención y memoria lógica, y aumentó indicadores de la fatiga.
“Los autores de dicho estudio han advertido que las posibles consecuencias a corto y largo plazo para la sociedad de exponer a los niños a la radiación de microondas de los dispositivos de comunicación celulardebe ser reconocida responsablemente a nivel mundial”, señala el Dr. Tchernitchin.
El mismo sugirió “evitar en lo posible el uso del teléfono celular por niños y también, mujeres embarazadas, yevitar acciones o propaganda comercial que incentiven el uso del teléfono por niños, tales como diseños infantiles de los dispositivos y juegos infantiles incluidos en dichos dispositivos, que incentivan el uso del uso del teléfono móvil durante la edad infantil”.
La Organización Mundial de la Salud reconoce cierta genotoxicidad y riesgos de cáncer aunque no admite que esté confirmado. La Comisión de Medio Ambiente del Consejo de Europa primero propuso “la prohibición de todos los teléfonos móviles o sistemas WiFi de las clases y colegios”, pero luego solo reclamó que se redujera su uso.
Antenas repetidoras
La radiación electromagnética proveniente de antenas repetidoras de telefonía celular es la misma que aquella emitida por los teléfonos móviles, según las frecuencias de operación de cada modelo de aparatos.
Debido a la presencia a placas reflectoras que actúan como lentes ópticos convergentes para dirigir las emisiones en las direcciones que se requieren para la transmisión de las señales cuidando la eficiencia energética del  procedimiento, la intensidad de la radiación no es proporcional a una menor distancia.
Estudios epidemiológicos demostraron que “la proporción del desarrollo de  nuevos cánceres fue significativamente más alta en aquellos pacientes que habían vivido en los diez  años anteriores, hasta una distancia de 400 metros de una antena transmisora, que había estado operando desde 1993, comparado con los pacientes que vivían mucho más lejos”, señala el estudio.
Investigaciones realizadas en Brasil relacionaron  las muertes por neoplasia y la cercanía a las antenas repetidoras, en Belo Horizonte.  
“Entre 1996 y 2006, 7.191 muertes por neoplasia ocurrieron en un área a 500 metros de las antenas repetidoras“. Lo que significó una tasa de mortalidad de  34,76 por 10.000 habitantes. En cambio fuera de esta zona, “se ha observado una menor mortalidad por neoplasia”.
Otro estudio citado en el reporte viene de Israel, donde se demostró epidemiológicamente un aumento en 4,15 veces de le incidencia de cáncer en habitantes de Netanya, Israel, residentes a menos de 350 m de una antena repetidora de telefonía móvil,  en comparación a residentes a mayor distancia.
En tanto un análisis de los síntomas en un grupo de más de 200 residentes que vivían cerca de antenas comparados con los que no estaban expuestos, notó a 300 metros o más eran afectados por cansancio, en cambio hasta 200 metros se agregaron síntomas de cefaleas, perturbación del sueño, y malestares generales.
En cambio hasta 100 metros eran perturbados con irritabilidad, depresión, pérdida de memoria, mareos, disminución de libido, entre otros efectos.
Este fue el primer estudio que demostró que la distancia mínima de ubicación de antenas debe ser mayor a 300 metros  de lugares habitables", dijo el Dr. Tchernitchin.
Experimentos en ratas en que se aplicó radiación similar, demostró que además afecta la movilidad de los espermios en manera significativa.
En el informe el Dr. Tchernitchin describe también “una nueva entidad patológica, la hipersensibilidad a radiación electromagnética, que reúne todos estos síntomas como “cefaleas intensas, pérdida de la capacidad de concentración, depresión sicológica, entre otras, y que causan frecuente deterioro en su actividad ocupacional”.
La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas. 

martes, 5 de noviembre de 2013

Educación aplica las recomendaciones del Ararteko sobre conexión WiFi en los centros

Educación aplica las recomendaciones del Ararteko sobre conexión WiFi en los centros

PERMITE DE FORMA EXCEPCIONAL EL ACCESO CON CABLE A LA RED CUANDO HAYA DISPONIBILIDAD
El Consejo de la Herri Eskola de Lezo y un grupo de padres y madres de Laudio habían solicitado esta modalidad

E.P./N.G. - Domingo, 3 de Noviembre de 2013

El Departamento de Educación admite la conexión a través de cable en aquellos centros que tengan la infraestructura necesaria.
DONOSTIA. El Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura del Gobierno Vasco ha adoptado "una serie de medidas" respecto a la obligación de conexión inalámbrica de los ordenadores escolares usados para el programa educativo Eskola 2.0 siguiendo, de esta forma, la recomendación realizada por el Ararteko. Según informa el Defensor del Pueblo vasco, Iñigo Lamarca, en su página web, el Ararteko había tramitado dos quejas sobre esta cuestión: la de un grupo de padres y madres de Laudio, y la del Consejo Escolar de la Herri Eskola de Lezo. Estos centros habían solicitado la posibilidad de conectarse mediante cable para reducir la exposición de los alumnos a los campos electromagnéticos que genera la conexión inalámbrica de los ordenadores escolares, una "propuesta que fue desestimada por el Departamento de Educación" dirigido en aquellos momentos por Isabel Celaá. "Mediante la Resolución del Ararteko de 4 de abril de 2013, pedimos al departamento que revisara los requisitos de acceso al programa educativo Eskola 2.0 e implementara medidas que permitan reducir los niveles de emisión de radiofrecuencias para desarrollar dicho programa", destaca el informe que el Ararteko acaba de publicar.
Las mediciones realizadas por el Departamento de Educación en dos centros escolares que están utilizando redes WiFi no excedían de los límites legales permitidos. No obstante, permite, de forma excepcional, el acceso al programa educativo Eskola 2.0 mediante cable a aquellos centros que hayan cableado sus aulas, siempre y cuando garanticen la seguridad y disponibilidad del sistema. No obstante, el Departamento de Educación continúa apostando por el sistema de conexión WiFi, "ya que permiten una mayor agilidad y organización flexible del aula".
Por lo que respecta a uno de los centros educativos que dio lugar a la polémica sobre la utilización de WiFi en las escuelas, cabe recordar que en febrero de 2011 el Gabinete Celaá decidió llevarse los 45 netbooks de 5º de Primaria que habían instalado de la Herri Eskola de Lezo unos días antes, porque el Consejo Escolar del centro prefería el cable al WiFi, un caso que llegó al Parlamento Vasco. Dos años después, el Ararteko les dio la razón.

lunes, 4 de noviembre de 2013

"Aconsejaría que niños y embarazadas usen lo menos posible el móvil"

"Aconsejaría que niños y embarazadas usen lo menos posible el móvil"

Ceferino Maestu participó en la jornada sobre telefonía móvil.

"No se deben utilizar los wifi con potencias por encima de las autorizadas, como sucede"


Ceferino Maestu (Madrid-1954) es doctor en Medicina, especialista en Bioelectromagnetismo e Ingeniería Biomédica y profesor de la ETS de Ingenieros de Telecomunicación

S. R. - PONTEVEDRA
“Telefonía móbil e saúde” es el título de la jornada que celebró ayer en Pontevedra la Coordinadora Provincial contra a Contaminación Electromagnética y que reunió a expertos en legislación, reglamentos locales y educación para la salud, entre otros. Como asesor científico fue invitado Ceferino Maestu, que recuerda que “las radiaciones electromagnéticas no son sólo la telefonía móvil, son muchas cosas porque vivimos en un mundo donde hay una cantidad de radiaciones electromagnéticas muy elevada y cada una de ellas tiene unos efectos diferentes, por tanto establecer unos riesgos en general es muy complicado, prácticamente imposible, pero cada vez hay más estudios que nos indican que debemos tomar medidas de precaución porque ya encontramos efectos a niveles más bajos”.
-–¿En qué momentos del día se expone una persona a radiaciones electromagnéticas?
–A todas horas, constantemente están produciéndose emisiones de todo tipo, lo que sucede es que no conocemos bien sus consecuencias, pero constantemente recibimos esas radiaciones que son artificiales, tanto que no hay manera de cuantificar cuánto se expone uno, si bien una persona que en el campo se expone menos que en la ciudad. Por ejemplo en una habitación serían los electrodomésticos, las emisiones de las antenas próximas, los móviles de las personas que circundan, los teléfonos inalámbricos, las emisoras de la policía, las emisiones de radiofrecuencia variadas de comunicaciones, las de la televisión y radio, etcétera.
-–¿Qué recomendaciones hace en el caso de los sistemas wifi y de los microondas?
–No se deben utilizar los sistemas wifi con potencias por encima de las autorizadas como de hecho está ocurriendo actualmente. En el caso del microondas aconsejaría que cuando se utilice la persona se ponga lo más lejos posible de él, si uno va a calentar un vaso de agua que encienda el aparato y se vaya, la separación del aparato de microondas es lo determinante. En general los apantallamientos que tienen y que están marcados por norma no protegen suficientemente a la gente.
–¿Qué plantea más problemas: las antenas o el uso continuado del móvil?
–Para mí es más importante el teléfono que la antena, hay mucha gente preocupada por las antenas pero utiliza habitualmente el móvil y esto es un poco asimétrico. Ambas cosas son radiantes, ambas utilizan una frecuencia alta para su transmisión y ambas pueden producir efectos: si uno habla por el teléfono móvil una hora seguida es muy probable que eso tenga algún tipo de consecuencia, igual que si se está muy expuesto a una antena que tiene enfrente de su casa, pero ambas cosas son preocupantes y lo mejor que se puede hacer es utilizarlas con medida, para lo que están hechos, que es para momentos puntuales y no para mantener largas conversaciones ni exponerse continuamente.
–¿Recomendaría que niños y gestantes no usasen el móvil?
–Aconsejaría que niños y embarazadas lo usasen lo menos posible; no sabemos con precisión qué consecuencias tiene.
–Las compañías señalan que no hay pruebas de que se produzcan daños...
–La carga de la prueba no la puede tener el usuario, el que tiene que probar que es inocuo es la compañía. El problema es que en estos momentos hay una gran cantidad de investigaciones que dan resultados en una dirección y en otra y no se puede afirmar de forma categórica nada...Y mientras tanto se desarrolla la telefonía un poco sin conocer en profundidad las consecuencias, esa es la realidad: ni los científicos que afirman que no hay ninguna consecuencia ni los que afirmamos que sí que puede haberlas tenemos pruebas absolutas. Son sospechas, indicios, primeros rasgos experimentales que nos llevan en una dirección u otra, pero creo que ante esta duda debe aplicarse un principio lógico de precaución exponiendo a la población a los menores niveles posibles; eso parece razonable.

domingo, 3 de noviembre de 2013

¿'Roen' los móviles el cerebro de los niños?




Cada vez más aseguradoras dejan de cubrir el uso del teléfono celular, calificándolo de "catástrofe con muchas víctimas" después del tabaco y el amianto porque, entre otras cosas, afecta el cerebro, incluyendo el de los niños que los utilizan.

El programa de RT 'The Truthseeker' ha entrevistado a una serie de especialistas para investigar los riesgos que conlleva el uso de dispositivos móviles. 

Ellie Marks, cuyo marido murió por un tumor cerebral, destaca que "muchas otras personas ya han fallecido y están muriendo a causa de esto", incluso más jóvenes que su esposo, con menos de treinta años. "A algunos jovenes fallecidos sus neurocirujanos en realidad les dijeron que, probablemente, la causa era el uso de teléfonos celulares". 

Además, el problema reviste un peligro especial, ya que podría afectar a los niños que empiezan a ser blanco de los fabricantes de teléfonos móviles. Por ejemplo, el glowPhone va destinado a niños de 5-8 años y el flyPhone es para los adolescentes. 

Científicos destacan que el uso de móviles se vuelve cada vez más peligroso y que se requieren medidas para educar a la población para evitar sus efectos nocivos. 

"La única manera de educar a la población en contra de las grandes empresas es a través de demandas judiciales como hicieron contra el tabaquismo cuando los fiscales de distrito de Estados Unidos se involucraron y demandaron a la industria del cigarrillo […] Tuvieron que pagar cientos de millones de dólares para la educación pública sobre los peligros del tabaco", sostiene Bret Bocook, víctima de tumor cerebral. 

 Es innegable y categórico que estas cosas causen cáncer. Y tampoco quieren que lo sepan 

"Eso es lo que va a pasar con los teléfonos celulares. Es innegable y categórico que estas cosas causen cáncer. Y tampoco quieren que lo sepan", agregó. 

Mientras tanto, el profesor de ética de Harvard Lawrence Lessig afirma que las investigaciones de la industria que concluyen que la radiación del teléfono es inofensiva están pagadas. 

Por su parte, científicos independientes insisten en que los teléfonos acarrean daños en el ADN y espermatozoides, además de causar tumores cerebrales, autismo y defectos de nacimiento. 

"Cada vez que había una investigación independiente, lo que la industria hacía era tres cosas: primero atacaban a los científicos que habían realizado los estudios, intentaban que los despidieran, que les cortaran la financiación o les acusaran de fraude", denuncia la doctora Devra Davis.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/109141-roen-moviles-cerebro-ninos-tumor

sábado, 2 de noviembre de 2013

Un pueblo renuncia a la telefonía móvil para protegerse del cáncer Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/110151-ucrania-telefonia-movil-protesta-cancer



El Ayuntamiento de un pueblo ucraniano ha obligado a las operadoras de telefonía móvil a desmantelar las torres que instalaron en la localidad. El objetivo de la medida es proteger del cáncer a los lugareños.
Se trata de Yaremche, un importante centro turístico de los Cárpatos, en Ucrania occidental. Según el portal Ukranews, los operadores locales de telefonía móvil se vieron obligados a desmontar las torres después de que los habitantes del pueblo organizaran una protesta. 

Argumentaban que los transmisores situados en las inmediaciones de sus casas afectaban negativamente a su salud. Los equipos fueron instalados en 2004 cerca del hospital. Lo que detonó la preocupación fue el drástico aumento de los casos de cáncer.

Tras la protesta, las autoridades locales decidieron por unanimidad anular las licencias de los operadores de telefonía móvil y clausurar las antenas. 

Sin embargo, la decisión de dejar Yaremche sin comunicaciones móviles provocó una ola de indignación en las redes sociales entre algunos de los casi 8.000 habitantes de la localidad. Los propietarios de los hoteles locales resultaron ser los más contrarios a la decisión, puesto que dentro de pocas semanas empezará la temporada turística en la región. Creen que la medida no gustará a los visitantes que tenían planeado pasar las vacaciones de invierno en Yaremche, y temen que se produzca una ola de cancelaciones de reservas.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/110151-ucrania-telefonia-movil-protesta-cancer