Barra de Videos

Loading...

miércoles, 26 de junio de 2013

EFECTOS DE LAS DOSIS DE RADIACION SOBRE SER HUMANO Y ANIMALES DE LABORATORIO: DEL LIBRO EL AMBIENTALISMO NESTOR HUGO MATA . RAUL MONTENEGRO .MARIA BELEN ALICIARDI . MARIO AUGUSTO CAPPARELLI


Efectos de las Radiofrecuencias y Microondas sobre las personas, otros organismos y el ambiente


2.1 Efectos orgánicos

Neil Cherry, investigados de la Lincoln University Christchurch, New Zeland, sotiene que los campos electromagnéticos de las estaciones de telefonía móvil son probables factores de riesgo de la población expuesta. Entre las serias enfermedades que provocaría esta exposición menciona desórdenes neurológicos, cáncer, enfermedades cardíacas y alteraciones reproductivas ( Cherry 2001).

Huai Chiang, del Laboratorio de Microondas de la Escuela de Medicina ( Universidad de Zheijang ), investigó los efectos de campos electromagnéticos de alta frecuencia sobre población expuesta. En China el estándar de exposición para el público es de 100 W/m ² para frecuencias de 300 MHz a 300 GHz. Chiang asoció esa exposición a los siguientes síntomas y desórdenes: dolor de cabeza, fatiga, insomnio, o somnolencia, disminución de la memoria, cambios en el registro electrocardiográfico ( ECG con braquicardia < 50/min, desplazamiento hacia abajo del ST-T) y reducción de los trombocitos y linfocitos. También registró una serie de síntomas no específicos entre ellos incremento de las neurosis, pequeños cambios a nivel circulatorio periférico ocular y funciones inmunes no específicas- ( Chiang 2000 ) .

2.1.1. Efectos térmicos 

Este fenómeno ocurre cuando la radiación tiene suficiente energía para provocar un aumento medible de temperatura en seres vivos. ( por ej 0,1 ° C ).

Estos efectos son : cambios en la termorregulación, función endócrina, metabolismo cardiovascular, respuesta inmune, actividad del sistema nervioso y comportamiento. 

( Elder 1987;Roberts y otros, 1986; Cleary 1990; Adey, 1999; Lai 2000 ).

Estudios hechos en animales de laboratorio mostraron que cuando se los somete a valores muy altos de radiofrecuencias y microondas sufren efectos que varían desde reacciones locales y necrosis hasta stress térmico por hipertermia. La muerte por hipertermia se produjo con exposiciones que variaban desde unas decenas de mW/ cm² hasta varios cientos de mW/ cm² dependiendo del tamaño del animal y su biomasa ( WHO ). 

a) Efectos sobre los ojos.

La exposición a las radiofrecuencias y microondas puede ser de riesgo para los ojos, ya que por sus características morfológicas y fisiológicas tienen una escasa capacidad para disipar el calor que generan las ondas. Exposiciones altas se asocian con daños en retina, iris, córnea pudiendo producirse cataratas. 

Se ha comprobado que la exposición aguda causa daños irreversible en los ojos. La córnea y el cristalino son particularmente susceptibles a los efects que producen frecuencias ubicadas en el rango de 1-300 GHz-. La córnea está sometida a un gran riesgo entre los 10 y 300 GHz, y el cristalino a valores de 1 a 10 GHz.


b) Efectos sobre los testículos 

La exposición crónica de machps de ratas a un SAR de 5;6 W/kg durante 80 hs distribuidas en 4 semanas, lo que produjo un aumento de 37,5° C en la temperatura testicular, ocasionó esterilidad pasajera ( Berman, Carter y House 1980) 



c) Efectos sobre el desarrollo

Se conoce que el sobre calentamiento del útero materno causa anormalidades en el desarrollo embrional y fetal ( O´ Conner, 1980; Lary y Conover 1987 ) .

En experimentos de laboratorio el aumento de la temperatura de la rata preñada hasta 43 °C provocado por una exposición de 11 W/kg fue suficiente para inducir la muerte embrional y fetal, o el desarrollo de anormalidades ( Lary y otros 1982;1983; 1986) 

d) Efectos sobre el comportamiento 

D´ Andrea observó alteraciones del comportamiento en ratas sometidas a valores SAR de 1,5 a 3,6 W/kg ( 1300 MHz), y de 0,4 a 0,7 ( 2450 MHz) ( D´ Andrea 1991 ) 

e) Otros efectos y limitaciones de los efectos térmicos como indicador de riesgo.}

Michael Kundi, del Instituto de Salud Ambiental de la Universidad de Viena de Austria, indica que el solo uso del calentamiento de los tejidos como indicador de efectos es insostenible pues no protege la salud humana de las radiofrecuencias y microodas ( Kundi, 2000; ICCTS, 2000 ) . Valores por debajo de 4 W/kg y 0,08 W/ kg, numerosos estudios muestran diversos efectos biológicos y afectación de la salud humana ( Sage). 

Efectos no térmicos 

a) Efectos sobre la proliferación celular. b) Cambios en las membranas celulare y el flujo de iones c) cambios en la barrera hematoencefálica d) cambios en la concentración de enzima ornitina decarboxilasa ( ODC). e) Cambios en la concentación de la hormona melatonina f) Efectos sobre el sistema nervioso central ( SNC). g) Efectos sobre la conducta h) Daño genético i) Efectos sobre el desarrollo j) Cáncer k) Otras consecuencias .

 


domingo, 23 de junio de 2013

¿ QUE ES LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA ?

24 DE JUNIO DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA CONTAMINACIÓN ELECTROMAGNÉTICA

Por Hugo
La contaminación electromagnética es la menos evidente, la más sutil de las radiaciones a las que estamos expuestos. Inexorablemente ha invadido nuestras vidas y la naturaleza. La contaminación electromagnética aparece al crear campos eléctricos y magnéticos en el espacio, provenientes de un conductor que trasporta  una corriente. Los campos electromagnéticos se producen por cargas eléctricas en movimiento (corrientes eléctricas) y ejercen fuerzas sobre otras cargas en movimiento. Los campos electromagnéticos pueden ser de origen natural o artificial. A los campos electromagnéticos de origen natural estamos adaptados ya que convivimos con estos desde el origen mismo de la vida, no así a los campos electromagnéticos artificiales en frecuencias que antes no existían, ya que estos alteran los procesos biológicos, debido a que su intensidad es muy superior a los originados de una forma natural. Las fuentes  principales de campos electromagnéticos artificiales son las derivadas de la energía, industria, medicina e investigación.

 Los avances tecnológicos en electrónica y en los sistema de comunicación (teléfonos móviles, Wi-Fi, antenas de telefonía móvil, teléfonos inalámbricos, radio, radares, TV digital, computadoras portátiles, etc.) las que se realizan en casi todos los casos por microondas,  hacen que estemos expuestos a este tipo de radiaciones, que interaccionan con los sistemas biológicos, ocasionando cambios en los estados energéticos atómicos y moleculares. Es indudable que en los últimos años ha variado el ambiente electromagnético natural en el cual se ha desarrollado la vida en la Tierra, vivimos rodeados de campos electromagnéticos artificiales en constante aumento. La alteración artificial del campo eléctrico o el magnético produce sin lugar a dudas cambios en los procesos naturales de crecimiento y regularización.

 Tras cuantiosos estudios e investigaciones se ha llegado a la conclusión de que los campos electromagnéticos de ultra alta frecuencia (microondas)  producen diversas alteraciones, como ser: alteraciones en los electrolitos de la sangre, dolor muscular y en las articulaciones, fatiga, falta de apetito, influencia en el sistema nervioso central, estrés, disminución del número de plaquetas en la sangre, alteraciones en la visión de los colores,cefalea, insomnio, alteraciones en la piel, depresión,  dificultad para concentrarse, alteraciones cardíacas, tristezas sin motivo, pérdida de la memoria a corto plazo, cáncer, etc. También debemos decir que los campos electromagnéticos de extremadamente baja frecuencia dañan nuestro organismo, las tensiones nerviosas producidas por estos campos pueden alterar la cantidad de grasas y colesterol en la sangre, aumentar la producción de cortisona y la presión sanguínea, traer trastornos nerviosos, artrosis, etc. También debemos decir que es clara la relación entre un aumento anormal de mortalidad por cáncer con la proximidad a líneas de alta tensión. 

Todo esto lleva a que haya muchas personas electrohipersensibles (EHS) cosa que será cada vez mayor el numero de ellas que la padezcan, haciendo que sea un verdadero infierno vivir donde lo hicieron o hacen actualmente. Por lo antes expuesto es que solicitamos a las autoridades competentes que cumplan y hagan cumplir las leyes vigentes, que se cumpla la Ley 25.675 de Política Nacional Ambiental, que se aplique el Principio de Precaución, que se reinstalen las antenas de telefonía móvil a 1 km o 1,5 km del radio urbano, que se reemplace el Wi-Fi en las escuelas por cables, lo mismo en  las plazas, parque infantil y calles céntricas, municipalidad, hospital, biblioteca,  centro cívico y cultural, termas, todo esto en defensa de la salud de toda la población, especialmente de niños, abuelos, madres embarazadas y de las personas que ya son y las que pueden llegar  a ser electrosensibles.

viernes, 21 de junio de 2013

La conexión wifi abrasa los testículos


La conexión wifi abrasa los testículos


Ya en el año 2004 un inquietante estudio reveló que trabajar con el ordenador portátil sobre las rodillas podía disminuir la fertilidad masculina.
En efecto, el calor que el ordenador desprende en el regazo al estar sentados aumenta la temperatura del escroto, el saco de piel que protege los testículos y que los mantiene a una temperatura estable. Y precisamente la razón por la que los testículos se encuentran en el escroto, fuera del abdomen, es la temperatura, que necesita ser ligeramente inferior a la del cuerpo para producir espermatozoides (espermatogénesis).
Investigadores en urología de la Universidad de Nueva York han comprobado el aumento de 2,88ºC en la temperatura del escroto en los hombres que se colocan de ese modo el ordenador portátil, lo que “puede suponer un impacto negativo en la espermatogénesis, sobre todo en los adolescentes y jóvenes”, según han declarado. (1)

Hecatombe de espermatozoides

Sin embargo, por desgracia, un nuevo estudio ha revelado que existe algo incluso peor que el calor: las ondas wifi del portátil reducen la motilidad (con “t”) de los espermatozoides, es decir, su capacidad para desplazarse de manera espontánea. Los espermatozoides necesitan tener una buena motilidad para alcanzar el útero, llegar hasta el óvulo y fecundarlo.
Los investigadores también han constatado un aumento de la fragmentación del ADN y, en consecuencia, una alteración del código genético, que también puede conllevar una disminución de la fertilidad.
Para llegar a esta conclusión, investigadores argentinos y americanos metieron espermatozoides humanos, procedentes de 29 voluntarios, en pequeños tarros que colocaron alrededor de un ordenador portátil encendido y con wifi, el sistema que permite conectar a Internet dispositivos electrónicos de forma inalámbrica.
Después de sólo cuatro horas comprobaron que ya se había reducido significativamente la motilidad de los espermatozoides y que la información genética del ADN se había modificado, en comparación con los espermatozoides que estaban en tarros que permanecían alejados del área de influencia del wifi. (2)
Los hombres que trabajan sentados, con el ordenador portátil sobre sus rodillas, suelen tener la señal wifi del ordenador a sólo unos centímetros de sus testículos, sin ninguna protección. Probablemente el efecto sobre sus espermatozoides sea el mismo que en el experimento.

Los campos magnéticos de baja frecuencia dañan los tejidos vivos

Con toda seguridad ocurre lo mismo en el caso de los hombres que llevan el teléfono móvil en el bolsillo del pantalón.
Los campos magnéticos de baja frecuencia, que también son utilizados por los teléfonos móviles, desencadenan la producción de radicales libres, que son factores de oxidación de las células y de moléculas como los ácidos grasos, las proteínas y los ácidos nucleicos (ADN). Los radicales libres reaccionan con los ácidos grasos poliinsaturados en la membrana de las células, provocando un proceso denominado peroxidación lipídica.
Los espermatozoides humanos contienen ácidos grasos poliinsaturados y acetilados en su membrana. Ésta queda dañada bajo el efecto de los radicales libres, lo que provoca la disminución de la motilidad espontánea de los espermatozoides y después la muerte celular, así como alteraciones en el ADN.
Evidentemente, para concebir a un bebé sano resulta esencial que el ADN contenido en los espermatozoides se encuentre íntegro. La fragmentación del ADN en los espermatozoides se ha relacionado con una baja fertilidad, un mal desarrollo del embrión, un nivel elevado de abortos espontáneos y una mayor morbilidad  de los recién nacidos, sobre todo por cáncer. (3)(4)

Coloque el ordenador sobre la mesa

La medida de protección más sencilla es la de no colocar el ordenador portátil directamente sobre las rodillas, sino encima de la mesa. Aún así, desconecte el wifi en cuanto le sea posible y utilice un cable de red.
Con respecto al teléfono móvil, evite llevarlo en el bolsillo del pantalón. O todavía mejor, llévelo apagado el mayor tiempo posible.
Y ya puestos, aproveche para hablar menos por teléfono y, en lugar de eso, verse en persona y compartir tiempo real con sus amigos… ¡una gran idea no sólo para proteger sus espermatozoides!
¡A su salud!
Juan-M Dupuis
  1. Yefim Sheynkin, Michael Jung, Peter Yoo, David Schulsinger, et Eugene Komaroff, Department of Urology and General Clinical Research Center, State University of New York at Stony Brook, Human Reproduction Vol.20, No.2 pp. 452–455, 2005.
  2. Fertil Steril, November 23, 2011 ; 10.1016/j.fertnstert.2011. 10.012
  3. Avendano C, Franchi A, Duran H, Oehninger S. DNA fragmentation of nor- mal spermatozoa negatively impacts embryo quality and intracytoplasmic sperm injection outcome. Fertil Steril 2010; 94:549–57.
  4. Aitken RJ, De Iuliis GN. Origins and consequences of DNA damage in male germ cells. Reprod Biomed Online 2007; 14:727–33. 
  5. Fuente:  http://www.saludnutricionbienestar.com/la-conexion-wifi-abrasa-los-testiculos/

martes, 18 de junio de 2013

Frenaron la instalación de una antena de telefonía móvil

Villa Obrera

Frenaron la instalación de una antena de telefonía móvil

12/06/2013 Estaba siendo colocada en un predio en 9 de Julio y Posadas. Los vecinos presentaron un petitorio con más de 400 firmas en el Concejo, que ratificó la prohibición de instalar estos dispositivos en zonas residenciales.

Antena. Estaba siendo instalada en un predio ubicado en la esquina de 9 de Julio y Posadas.

La presión surtió efecto. Después de semanas de quejas y la presentación de un petitorio en el Concejo Deliberante de Lanús, los vecinos de Villa Obrera lograron frenar la instalación de una antena de comunicación en la esquina de 9 de Julio y Posadas.
“Ya se conocen los problemas de salud que traen estas antenas, por eso nos opusimos de entrada y conseguimos que no la pongan. Es un logro de los vecinos que estuvimos juntos desde un principio”, asegura Andrea Borjas, que vive en el barrio que lideró la protesta. “Nos dimos cuenta de que algo raro pasaba porque ese predio, que estaba abandonado, de repente apareció limpio, con el pasto cortado, y una especie de obrador. Cuando preguntamos de qué se trataba, no nos supieron explicar”, agrega Borjas. La antena que se estaba instalando era de comunicaciones de una empresa de celulares, para mejorar la señal en la zona.
Los vecinos realizaron asambleas barriales y juntaron alrededor de 400 firmas, las cuales adjuntaron en el petitorio contra su instalación, que presentaron en el Concejo Deliberante, donde el concejal de la UCR, Emiliano Bursese, le dio tratamiento.
“Era realmente una preocupación del barrio. Así que lo comuniqué al resto de los bloques, que estuvieron de acuerdo en tratar el tema sobre tablas, dado la urgencia”, declaró Bursese. Así es que el viernes quedó aprobado por unanimidad un documento que ratifica la prohibición ya existente de instalaciones de antenas de cualquier tipo en zonas residenciales del Partido. Además, sumaron un pedido de informe al Ejecutivo sobre el estado de ese terreno, ya que desconocen a quién pertenece. Desde ese momento, no se presentó nadie de la empresa constructora de la antena para seguir trabajando en el lugar.
En los últimos dos años, en Lanús, se retiraron tres antenas por pedido de los vecinos: en Gerli, Remedios de Escalada y Lanús Este.

martes, 11 de junio de 2013

HOJAS INFORMATIVAS No. 2 SOBRE SALUD HUMANA Y EXPOSICIÓN A CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS DE RADIOFRECUENCIAS El arte de la persuasión no es el arte de la argumentación, por MÓNICA MENDIWELSO BENDEK.

HOJAS INFORMATIVAS No. 2 SOBRE SALUD HUMANA Y EXPOSICIÓN A CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS DE RADIOFRECUENCIAS

El arte de la persuasión no es el arte de la argumentación.

La estrategia mediática de las compañías de telefonía móvil, en contraste con los hechos.
Durante los últimos 15 años -sin que el ciudadano promedio haya sido informado-, la ciencia independiente, la ciencia con conflicto de intereses, y las compañías internacionales de telecomunicaciones, se han venido enfrentando en toda clase de escenarios internacionales en torno a una pregunta: ¿es la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencias adversa para la salud humana?
Ahora que este gran debate está llegando finalmente a las Cortes del mundo y, por el peso de sus decisiones, a los medios de información, se precisan datos adicionales para que el estilo impreciso de la comunicación masiva, no agregue más inercia, a la ya lenta adopción de medidas preventivas, ante el problema de salud pública en gestación.
Con tal propósito, comentemos las declaraciones que el vocero internacional del GSMA expresó a la prensa colombiana el pasado 24 de abril, en el marco de un congreso internacional que se inauguraba en la ciudad de Bogotá. En esa oportunidad, el Señor Paolo Vechia expresó su preocupación respecto a las nuevas regulaciones que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, deberá realizar en Colombia, por orden de la Corte Constitucional, manifestando sus opiniones al respecto en los siguientes términos:
"A la hora de regular, no hay que dejarse llevar por los múltiples reportes de dudosa procedencia que se encuentran en Internet." "Organismos como el Instituto de Ingenieros Electrónicos y Eléctricos, de Nueva York, han realizado más de 40 estudios con una población superior a las 500 personas, sin encontrar una correlación científica...." "Hay un componente psicológico. Este problema nunca existió, ni con las antenas de radio, ni de televisión, que son más potentes."
Ideas como las anteriores, vienen siendo expresadas, de similar manera, por los voceros de las compañías de telefonía móvil, en los medios de comunicación de los países donde se extiende su operación. Se trata de una estrategia mediática que utiliza mecanismos bien conocidos desde la psicología de la persuasión coercitiva, es decir, desde el arte de inducir opiniones que el interlocutor llegará a considerar después como propias. El propósito es crear en el lector o el oyente una atmósfera de pasividad y de innecesariedad de buscar fuentes informadas, sea ridiculizando las opiniones divergentes, sea reduciendo la problemática por medio de informaciones adicionales selectivas, o sea invocando las opiniones de terceros, investidos como presuntas figuras de autoridad.
Para poner al alcance de ustedes informaciones adicionales que les permitan esclarecer, por sí mismos, si el vocero del GSMA está faltando a la verdad, quiero compartirles en los siguientes párrafos 10 preguntas; 10 preguntas originadas en hechos verificables:

PRIMERA:
Si -como afirma Paolo Vechia- el asunto se reduce a un problema psicológico... ¿Por qué el 12 de octubre del 2012 la Suprema Corte Italiana falló favorablemente la demanda de Innocente Marcolini, quien reclamaba compensación económica a su empleador, por el hecho de haber desarrollado un tumor benigno en el nervio trigémino, luego de utilizar teléfonos celulares e inalámbricos por 5 o 6 horas al día, durante 12 años, en el cumplimiento de sus funciones como Gerente Financiero de una planta industrial en Brescia?

SEGUNDA:
Si -según sostiene el mismo vocero- no hay daño alguno demostrable... ¿Cómo es que la Suprema Corte Italiana acogió, en el mencionado proceso, la presentación de fundamentos científicos que aportó el Profesor Emérito de la Universidad de Padua, Doctor Gino Angelo Levis, en su calidad de experto en Mutagénesis Ambiental?

TERCERA:
Si -como se insinúa- no hay preocupación de ningún tipo en el área de la salud pública a este respecto... ¿Qué motivó a la IARC , al interior de la Organización Mundial de la Salud, a elaborar una monografía de 420 páginas sobre la relación salud humana y exposición a radiofrecuencias, de modo que en reunión sucedida en Lyon, durante el mes de mayo del año 2011, la OMS, basándose en ese documento, decidiera modificar la clasificación que había otorgado un par de años atrás a los campos electromagnéticos de radiofrecuencias, cambiándolos de la categoría "sin evidencia concluyente de peligro para la salud" a "posibles cancerígenos para el hombre"?

CUARTA:
Si el Instituto de Ingenieros Electrónicos y Eléctricos de Nueva York , efectivamente traspasó el límite de la investigación aplicada (la única que por regulación académica internacional le sería permitida) y realizó 40 estudios esclarecedores sobre el tema... ¿Por qué en dicha reunión de la OMS (donde asistieron como observadores representantes de los intereses de la telefonía móvil), no aparecieron, ni los autores, ni los métodos, ni las conclusiones, de ninguno de esos estudios?

QUINTA:
Si las compañías de telefonía móvil están completamente seguras de la inocuidad de sus productos -como sostiene el Señor Vechia-... ¿Por qué introducen en sus contratos, desde hace algunos años, una cláusula de seguro de responsabilidad que excluye de su cobertura: "las responsabilidades concernientes a daños personales, enfermedad, incapacidad de cualquier tipo, muerte, enfermedad mental, angustia mental, dolor mental o físico, trastorno o deterioro o desorden mental o físico, o cualquier síntoma mental o físico causado, o supuestamente causado, o contribuido, por el uso continuado de teléfonos móviles"?

SEXTA:
Si pretenden que no conocen investigaciones sobre el daño que puede ocasionar al futuro reproductivo de niños y niñas, la exposición de sus órganos reproductores a campos electromagnéticos de radiofrecuencias... ¿Qué ha llevado, a las compañías fabricantes de artefactos para la comunicación inalámbrica, a incluir en sus manuales de operación advertencias impresas que recomiendan: "manténgase alejado del bajo vientre de una niña adolescente"?

SEPTIMA:
Si -según la industria- la comunidad internacional no sabe nada sobre posibles implicaciones genéticas del uso de su tecnología... ¿Qué condujo a la Biblioteca Nacional de Francia, en abril del 2008, a decidir una moratoria del WiFi en sus edificios, invocando, tanto el deseo de una óptima calidad en el servicio, como su voluntad de no exponer a los trabajadores y a los usuarios a los peligros genéticos potenciales, fundamentando su decisión en las conclusiones de investigación del Dr. Lee, de la Universidad de Chicago, quien estableció modificaciones genéticas, comprobables, en células humanas expuestas a campos de radiofrecuencias de 2,45 GHz?

OCTAVA:
Si -según afirma categóricamente el vocero del GMSA- nunca se ha considerado que exista riesgo para la salud de las personas que habitan en proximidad a antenas de radio y televisión ... ¿Cómo es que contamos, desde hace décadas, con estudios de caso que evalúan la incidencia de mortalidad atribuible al cáncer, y otras patologías, alrededor de dichas antenas?

NOVENA:
Si -desde la visión que transmite la industria- ninguna entidad gubernamental considera que exista conocimiento científico suficiente para iniciar medidas de advertencia a sus ciudadanos... ¿Cómo explican que la Comisión Federal de Comunicaciones de la Ciudad y el Condado de California, haya decidido iniciar una campaña para instalar en lugares públicos un anuncio que dice: "estudios vinculan el uso del celular con cáncer cerebral y otras enfermedades... los riesgos pueden ser mayores para los niños... mantenga los teléfonos celulares alejados de su cuerpo"?

DÉCIMA:
Si -como quieren hacernos creer- nadie había establecido efectos biológicos adversos sobre la salud humana de los campos electromagnéticos de radiofrecuencias, antes de la introducción de la telefonía móvil...¿Dónde encontró el Profesor Zorach R. Glaser, Ph.D., en el año 1971, dos mil trescientas referencias de investigación que reportaban más de 120 efectos biológicos y manifestaciones clínicas adversas, asociadas a la exposición por radiofrecuencias, de modo que pudo elaborar, para el Instituto de Investigación Médica de la Marina de los Estados Unidos, el siguiente listado de modificaciones biológicas observadas, que se conoce como la "Lista Glaser"?

Fenómenos biológicos reportados ("Efectos") y algunas manifestaciones clínicas atribuidas a la radiación por Radiofrecuencias:

4 de octubre de 1971 (Versión resumida)

A. Calentamiento de los órganos: 1. Defectos en la regulación de la temperatura de todo el cuerpo 2. Piel 3. Huesos 4. Ojos (a) Cataratas (b) Daño de córnea 5. Genitales (degeneración tubular de los testículos) 6. Cerebro 7. Senos 8. Implantes metálicos

B. Cambios en la función fisiológica 9. Contracción de los músculos estriados 10. Alteración del diámetro de los vasos sanguíneos 11. Cambios en el proceso oxidativo de los tejidos y los órganos 12. Agrandamiento del hígado 13. Sensibilidad alterada a estímulos medicamentosos 14. Disminución de la fertilidad 15. Esterilidad 16. Alteración en la tasa de nacimientos por género (incremento de mujeres) 17. Alteración de la actividad menstrual 18. Alteración del desarrollo del feto 19. Disminución de la producción de leche en madres lactantes 20. Reducción en la excreción urinaria 21. Alteración de la función renal 22. Cambios en los reflejos condicionados 23. Disminución de la resistencia eléctrica de la piel 24. Cambios en la estructura de los receptores de la piel 25. Alteraciones de la tensión arterial 26. Alteración eléctrica de la corteza cerebral 27. Cambios estructurales en la corteza cerebral y el diencéfalo 28. Cambios electrocardiográficos 29. Alteraciones en la sensibilidad de la luz, el sonido y los estímulos olfativos 30. Cambios funcionales y patológicos en los ojos 31. Necrosis del miocardio 32. Hemorragias en pulmones, hígado y garganta. A niveles fatales, en cerebro. 33. Degeneración generalizada de todos los tejidos corporales 34. Deshidratación 35. Muerte C. Efectos sobre el Sistema Nervioso 36. Dolores de cabeza 37. Insomnio 38. Irregularidad en el sueño 39. Cambios electroencefalográficos 40. Desordenes en los nervios craneales 41. Ataques de pánico 42. Convulsiones D. Efectos sobre el Sistema Nervioso Autónomo 43. Desórdenes neurovegetativos (por ej. alteración del ritmo cardiaco) 44. Alteraciones estructurales de la sinapsis del nervio vago 45. Estimulación del sistema nervioso parasimpático (bradicardia) e inhibición del Sistema Nervioso Simpático.

E. Efectos sobre el sistema nervioso periférico 46. Efectos sobre los nervios locomotores

F. Desordenes psicofisiológicos 47. Agotamiento del sistema nervioso 48. Depresión 49. Impotencia 50. Ansiedad 51. Pérdida de concentración 52. Mareos 53. Dificultad para conciliar el sueño 54. Insomnio 55. Aumento de la irritabilidad 56. Pérdida de apetito 57. Pérdida de memoria 58. Aumento de la fatigabilidad 59. Dolor del pecho

G. Desordenes vasculares 61. Trombosis 62. Hipertension

H. Cambios en el sistema endocrino 63. Alteración funcional del hipotálamo 64. Hipertiroidismo, hipotiroidismo 65. Agrandamiento de la tiroides 66. Alteración del funcionamiento suprarrenal 67. Hipogonadismo (usualmente, disminución de la producción de testosterona)

I. Cambios genéticos y cromosómicos 68. Alteraciones cromosómicas 69. Mutaciones 70. Mongolismo

Entre otros... y después de revisión de la literatura científica existente hasta 1971.
Las anteriores diez preguntas, (sustentadas en hechos seleccionados entre varios miles de hechos verificables), pueden empezar a darnos una idea de qué es lo que pretende ocultar la estrategia mediática de las compañías de telefonía móvil. También nos ofrecen una dimensión de la magnitud del debate que se viene librando en los escenarios internacionales y de las implicaciones que ese debate puede llegar a tener, no sólo por el número de personas afectadas, sino, adicionalmente, por la naturaleza de los daños y por las consecuencias biológicas, sociales y económicas, que estos pueden llegar a representar para la humanidad como un todo. Debemos hacer saber a los voceros de la telefonía móvil que cada vez hay más lectores y oyentes informados, capaces de hacerse ideas propias, porque el arte de la persuasión no es el arte de la argumentación y, en nuestro tiempo, la argumentación pasa por aceptar el debate entre métodos y conclusiones de la ciencia experimental libre. Hasta la fecha, ninguna investigación financiada por la industria de la telefonía móvil ha resistido la revisión que los científicos independientes vienen haciendo a cada supuesto resultado sobre efectos biológicos indemostrables. Todas ellas han sido cuestionadas por sus métodos, por los criterios de selección de la población de estudio, por sus vacíos de argumentación, por la falta de correspondencia entre las condiciones de exposición real y las que toman como punto de partida, y, con no poca frecuencia, por la descarada fabricación de datos o, la inocultable evidencia del conflicto de intereses de sus investigadores Las comunicaciones móviles son un recurso extraordinario, pero si creemos que hay que elegir entre la intercomunicación y la integridad neurológica y reproductiva, nos estamos dejando atrapar en una falsa disyuntiva. Este nuevo capítulo de lo que erróneamente se ha venido a llamar, ’las consecuencias inevitables del progreso’, no es un daño colateral que hubiese sido impredecible, es la consecuencia esperable de una implementación tecnológica apresurada, sin revisión científica de calidad. Y la razón por la cual seguimos aumentando los niveles de exposición, y encontramos persistentes obstáculos para recomendar masivamente medidas preventivas, no es otra, que seis mil millones de puntos de facturación en el planeta. Así, hemos llegado a este punto, más allá de toda lógica, en el que las compañías de telefonía móvil se sienten eximidas del deber de demostrar la inocuidad de sus productos; pues les basta seguir repitiendo imprecisiones y continuar afirmando la falta de certeza, para conservar sus inversiones en crecimiento continuado. Y esto, porque, para empezar, ningún gobierno del mundo les exigió demostrar tal inocuidad como requisito para su introducción en el mercado. Absurda situación que el Profesor Denis Henshaw, Ph.D en física, sintetiza con esta frase que vuelve a recordarnos la que debería ser la perspectiva racional: "Si usted es una compañía farmacéutica desarrollando un producto para introducir en el mercado, tiene que pasar por años de evaluación para probar que su producto es seguro. Pero si usted es un desarrollador de tecnología WiFi utilizando el espectro de 2.4 GHz, usted no tiene que probar nada". Es deber de todos nosotros hacernos una opinión informada sobre la gravedad de este tema, porque sus consecuencias podrían llegar a tener implicaciones por décadas, aún si suspendiésemos la implementación de la tecnología inalámbrica hoy. Entre más pronto sintamos la urgencia de esa opinión informada, más rápido entenderemos que es nuestro derecho exigir el desarrollo de una tecnología de transmisión de voz y de datos inocua biológicamente, porque la tecnología debe ser para amplificar el poder natural de la inteligencia, no para poner en riesgo la base fisiológica y ambiental que, tras millones de años de evolución, la ha hecho posible.

MÓNICA MENDIWELSO BENDEK


Ver el documento original en Word

jueves, 6 de junio de 2013

SANGRE EN EL MÓVIL (Blood in the Mobile), DOCUMENTAL SUBTITULADO

El danés Frank Poulsen, director del documental Blood in the Mobile (Sangre en el móvil), es tal vez el primer y único periodista blanco en andar y desandar el camino hasta el interior de una mina de coltán en Congo. Poulsen entró al mayor yacimiento del territorio, controlado por grupos armados de soldados desnutridos y responsables de grandes atrocidades. En el film se los ve moverse como títeres adentro de uniformes enormes mientras le apuntan con sus fusiles como bárbara advertencia. En esas minas, cuenta, hay niños que cavan durante días para extraer el mineral que acabará en nuestros teléfonos. "Es muy clara la conexión que hay entre la forma de vida que tenemos y la miseria de esas personas", dice.




INSIGNIFICANTE, SOLAMENTE DE APARIENCIA

Coltán es la abreviatura que se le dio a la columbita-tantalita, una valiosa aleación de minerales que en alta concentración tienen los elementos tantalio y niobio. Entre sus propiedades se encuentra la superconductividad, la capacidad de soportar temperaturas muy elevadas sin alterarse, la alta resistencia a la corrosión y su ductilidad para transformarse en alambre, láminas o tubos. Se lo usa casi exclusivamente para fabricar condensadores electrolíticos de tantalio, componentes capaces de almacenar y liberar lentamente una determinada carga eléctrica. Esta característica, fundamental en los equipos electrónicos de pequeño tamaño, lo hizo pasar de simple curiosidad mineralógica a recurso estratégico en la furiosa carrera tecnológica que se corre hoy.
 
Foto: Getty Images
Roca negra de apariencia insignificante, el coltán se encuentra en pequeñas cantidades en minas de Australia, Canadá, Brasil, Tailandia, Nigeria, Etiopía e incluso en la Argentina. Pero el 80% de sus reservas está en la República Democrática del Congo (RDC). Aunque adentro de un celular conviven metales escasos en la corteza terrestre -como el tungsteno que ayuda a que los teléfonos vibren o el oro que recubre los cables- ninguno tiene el triste récord del coltán: la extracción de este recurso no renovable mantiene una guerra de bandos en el país africano desde 1998; es responsable de un genocidio que se cobró 5 millones de vidas -la cifra más alta en la historia después de la Segunda Guerra Mundial-; devastó el hábitat del considerado segundo pulmón del planeta, y mantiene acorralados a los gorilas de montaña al borde de la extinción. Esta guerra sigue como sombra al hombre moderno hiperactualizado, le susurra al oído, porque su moneda de cambio son los chiches tecnológicos que compra, acumula y renueva continuamente.
Según el trabajo de un grupo de expertos de Naciones Unidas y resoluciones de su Consejo de Seguridad, la explotación y el tráfico ilegal de coltán en Congo por parte de sus vecinos Ruanda y Uganda, y su exportación a países desarrollados líderes en el mercado de las altas tecnologías, ayudó a financiar y abastecer de armas a varios bandos de la guerra, incluyendo las propias fuerzas militares congoleñas desmotivadas y con salarios ínfimos. El informe presentado encontró evidencias de que el Ejército Patriótico Ruandés tiene montada una estructura que supervisa la actividad mineral, envía el material a Ruanda para procesarlo y facilita los contactos entre las empresas locales implicadas y los clientes occidentales y asiáticos, entre los que figurarían empresas de Estados Unidos, Alemania, Holanda, Bélgica o China. Además arrasó el ecosistema, rebajó la calidad de vida de la gente a la miseria -el 15 de marzo último se anunció que la RDC ocupa el último lugar de la lista de países en desarrollo humano-, transformó a niños en soldados, violó a decenas de miles de mujeres entre bebes, niñas, jóvenes y ancianas, y puso a los gorilas de montaña -especie críticamente amenazada según la lista roja anual de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza- al borde de la extinción, ya que los yacimientos coinciden con su hábitat. Con contingentes de hasta 15 mil mineros ilegales internándose en los parques nacionales y eliminando flora para llegar al coltán, los primates se vieron obligados a cambiar sus solitarios hogares por una encerrona de poblados con hombres que los matan para comer su carne o exportarla, o los exponen a trampas que los mutilan y a enfermedades que no pueden resistir. En 1961 el pensador martiniqués Frantz Fanon ya lo resumía en su libro Los condenados de la tierra: "Si África fuera un revólver, Congo sería el gatillo".
El danés Frank Poulsen, director del documental Blood in the Mobile (Sangre en el móvil), es tal vez el primer y único periodista blanco en andar y desandar el camino hasta el interior de una mina de coltán en Congo. Poulsen entró al mayor yacimiento del territorio, controlado por grupos armados de soldados desnutridos y responsables de grandes atrocidades. En el film se los ve moverse como títeres adentro de uniformes enormes mientras le apuntan con sus fusiles como bárbara advertencia. En esas minas, cuenta, hay niños que cavan durante días para extraer el mineral que acabará en nuestros teléfonos. "Es muy clara la conexión que hay entre la forma de vida que tenemos y la miseria de esas personas", dice
Para leer el artículo completo ir a este enlace: http://www.lanacion.com.ar/1572559-una-llamada-desde-africa

domingo, 2 de junio de 2013

Cicadas and Cell Phones: Welcome to the 21st Century. Devra Davis.

Cicadas and Cell Phones: Welcome to the 21st Century

Posted: 04/30/2013 10:52 am

What does the Federal Communication Commission (FCC) have in common with the cicada bug? They both follow 17-year cycles. In 1996, the first and last time the agency considered standards for cell phones, cicada carcasses clogged Washington, D.C. streets, a stamp cost 32 cents and there was no email. Its Good Friday afternoon announcement that theFCC would seek advice on cell phones is long overdue.

Five years ago, Dr. Ronald B. Herberman, head of Pittsburgh's Cancer Institute, recommended simple steps to reduce microwave radiation exposures from cell phones. Since then more than a dozen other tech-savvy nations -- including Israel, India and Finland -- or expert groups, such as the American Academy of Pediatrics and the American Academy of Environmental Medicine, have offered similar advice. Just this week, the World Health Organization's International Agency for Research on Cancer published a detailed explanation of their 2011 determination that cell phone and other wireless radiation was a"possible human carcinogen."
In a new publication, Santosh Kesari, M.D., Ph.D., chief of neuro-oncology at the University of San Diego, believes that evidence mounted since 2011 warrants the classification of cell phone radiation as a "probable human carcinogen," warning that resources to treat new cases of this highly-malignant tumor cannot meet the projected increase in demand. He notes that the only studies in the world to include those who began using cell phones as teenagers find that younger users develop between four to eight times more malignant brain tumors than those whose use starts in their 20s.
The wisdom of Herberman's advice from 2008 has more than withstood the test of time. Just as the Government Accountability Office advised in its report to Congress this past July, it's long overdue that the FCC questions the use of 20th century methods to handle 21st century technology.
Current standards for phones mistakenly assume that weak pulsed radiation cannot possibly produce any heat or other biological impact. In fact, Memorial Sloan Kettering radiation physicist David Gultekin and Bell Labs electrical engineer Lothar Moeller reported in the Proceedings of the National Academy of Sciences that this assumption is wrong. Low levels of pulsed microwave radiation emitted by today's cell phones create tiny hotspots -- as much as 7 degrees Fahrenheit -- in cow brain tissue kept alive in the laboratory. Scientists understand that warming the brain should be avoided at all costs, as this can lead to nervous system damage, hearing loss, and potentially, cancer.
Other recent research led by Yale University chairman of Obstetrics and Gynecology Hugh Taylor finds that prenatally-exposed mice develop damaged brains and serious learning and behavioral problems. Experiments produced by NATO-supported teams led by Nesrin Seyhan in Turkey have also found that offspring of rabbits, rats and mice exposed in utero to cell phone radiation have damaged brains, liver, skin and eyes. 

Smart phone manufacturers understand that new science requires new policies and now include warnings to keep phones off the body. Apple advises that iPhones are tested and should be used at least 10 millimeters away -- advice that can be found within the phone by going to settings/general/about/legal/radiofrequency radiation. Blackberry users are told in fine print to keep phones an inch from the body and avoid exposure to the pregnant or teenaged abdomen. Tawkon and Cell Spacer are but two of a number of growing apps that squawk or light up to warn users when their devices exceed approved limits. 

Based on these and other developments, the Russian National Commission for Non-Ionizing Radiation Protection, the Austrian Medical Association, the Israeli Dental Association and the European Environment Agency, have also issued precautionary advice about phones and other wireless devices. Israel, France and Finland are among those nations urging that phones be used with speakerphones or headsets and that wired connections are safer, faster and more secure. Belgium and Turkey have banned sales and advertising of phones for young children. Professor Erik Peper, an award-winning expert on computer safety, generally advises that simple precautions are appropriate to reduce direct wireless exposures.

Unaware of these growing concerns, American parents are providing their youngsters with more and more of these devices at younger ages. In light of growing use of these two-way microwave-radiating devices by toddlers and young children, the FCC's notice is a case of better late than never.
Left unaddressed in this FCC announcement is the troubling fact that the U.S. has no major training or research program underway to identify potential health impacts of these ubiquitous devices. Most physicians have no training in electrical engineering, and most engineers remain unaware that these remarkable technologies can have important health impacts.
Cell phones today are like cars were in the 1960s -- essential devices for which safety standards can improve efficiency and reduce risks. Simple reprogramming and other software reconfiguration can save battery life and reduce radiation exposures and network demand. If phones sought signals from towers every 10 seconds rather than every 0.9 seconds and went into airplane mode whenever signals were weak, body and brain absorbed radiation would be reduced and batteries would last longer.
The FCC's overdue request for advice on how to update its standards provides a welcome chance to get rid of outmoded assumptions of current standards and provides a rallying point for those concerned with protecting brains and bodies from avoidable exposures to microwave radiation. If distance is kept between the phone and the body, extending the life of batteries could also improve that of humans.
For more by Devra Davis, Ph.D., click here.
For more health news, click here.
 

Follow Devra Davis, Ph.D. on Twitter: www.twitter.com/DevraLeeDavis

Porque sera......? sabrá algo que nosotros no sabemos.......?

El presidente Obama se niega a que sus hijas usan teléfonos celulares o vean mucha televisión


Una de las cosas extrañas sobre Obama entrevistado esta mañana  era la forma en que describió la crianza de sus hijas.
Dijo que sus hijas Sasha y Malia no se les permite usar sus teléfonos celulares, excepto los fines de semana. 
Dijo además que no se les permite ver la televisión con libertad, y que su uso de la computadora se limita a lo que se necesita para hacer la tarea. 
Nos imaginamos que probablemente hay un montón de actividades enriquecedoras disponibles para ellos en el 1600 Pennsylvania Avenue, pero wow-Obama es un padre súper conservador. 
Reloj Obama habla de las reglas que establece para sus hijas a continuación:

Echa un vistazo a la entrevista de Obama con la vista.> 



Read more: http://www.businessinsider.com/president-obama-is-actually-a-super-conservative-parent-with-his-kids-2012-5#ixzz2V1YiCjHY


Fuente: http://www.businessinsider.com/president-obama-is-on-the-view-right-now-2012-5